Isabel I de Inglaterra usaba polvos mezclados con plomo para que sus cicatrices de la viruela no salieran a la luz y Cleopatra dictó las bases más antiguas del cat eye con delineado de kohl negro. Oriente buscó la fórmula para tener la piel lo más parecida a la porcelana y en el siglo XIX, el Dr. James P. Campbell lanzó las obleas de arsénico que prometían eliminar las pecas del rostro.

Por siglos se buscó la imagen perfecta, pero hoy los expertos hablan de una coexistencia de tendencias, entre las cuales triunfan las de acabados más naturales. “La definición de una cara hermosa nunca ha sido constante… esta depende del momento político y social”. Así lo explica Gabriela Hernández, autora del bestseller Belleza clásica: La historia del maquillaje, en la introducción de su libro.

Desde técnicas que desde hace unos años apuestan por un rostro descansado y luminoso como el strobbing, hoy también se da el espacio para un maquillaje libre, sin tantas reglas y que incluso celebra las imperfecciones de llevar un labial durante horas o haberse dormido con la máscara de pestañas puesta.
Lo adelantó hace un año el makeup artist inglés Dick Page en la pasarela de Narciso Rodríguez en el NYFW y lo repitió esta temporada. Mix de sombras rosa, verde y café componen este ‘efecto resaca’ que hoy varias celebrities defienden en redes sociales. “Demasiado cansada como para sacarme el maquillaje de los ojos. Pero me gusta este look, me siento sexy. ¿Por qué no dormir con él?”, escribió la top model Adriana Lima en su cuenta de Instagram.

Fotosmaquillaje

Más de 100 mil likes hicieron de la fotografía un trending topic y abrieron debate en redes sociales entre fanáticos y detractores. Como la brasileña Angel de Victoria’s Secret, la mediática Kim Kardashian y las modelos Edie Campbell y Joan Smalls también se unieron a esta tendencia que aplaude el look de la mañana siguiente de haber ido a una fiesta. “Lo llamo maquillaje fosilizado, como del Paleolítico”, escribió Campbell, quien enseña virtualmente sus técnicas para lograrlo.
Las famosas youtubers británicas Tanya Burr y Zoella suman millones de visitas a sus canales online de maquilladoras self-made con tips para resurgir los labios blurred y bitten (efecto labios mordidos). Las tendencias que en 2013 causaron furor por dar el efecto de una mancha con vino tinto o mordedura, se oponen al clásico delineado y acabado mate que pretendía conseguir labios tipo Kylie Jenner o Angelina Jolie.

Maquillaje-oki

Nombradas técnicas it del 2016 por medios especializados como Allure y Vogue, para este año los expertos les dan un giro hacia la naturalidad. Si hace un par de años vimos esta tendencia en colores burdeos y rojos oscuros, hoy el efecto se logra con tonos más neutros, similares a los de la boca, anaranjados y fucsias con el fin de concentrar más color en el centro del labio que en los bordes.

Con una continua inspiración en la naturalidad, la pauta de esta temporada apuesta por la libertad y comodidad del rostro ante todo. Tendencias que hace unos siglos, hubieran sido condenadas por nuestros antepasados.