Las tijeras serán las protagonistas este 2014 más que nunca. Atrás quedó el eterno pelo largo y la moda dicta un cambio revolucionario.

“El largo aumentó en casi diez centímetros en los últimos 10 años, fue una tendencia en todo el mundo y ahora la mujer quiere cortárselo. El pixie look que es un corte muy corto y radical, lo adoptó la actriz Jennifer Lawrence. Y para las más tímidas está el longbob, muy corto atrás y más largo adelante”, comenta la directora internacional de L’Oréal Professionnel Anne-Laure Lecerf, quien conoce las tendencias en detalle y acaba de fichar a la actriz Kirsten Dunst como embajadora de la marca.

Wp-pelo-450

¿Y por qué esta repentina locura por el pelo corto? “Cada vez que hay una crisis mundial la mujer deja crecer su pelo, es una cuestión de actitud general, es menos arriesgada en todo, el corte, el color, surgen los marrones y el pelo largo. Y al revés, cada vez que hay una esperanza en el porvenir, como ahora con el final de la crisis en Europa, hay una voluntad de la mujer de salir adelante, de cortarse el pelo, de poner color, los vestidos más cortos…”, explica Anne-Laure Lecerf, quien adelanta a CARAS los looks que se verán este año en todo el mundo.

Wp-pelo-450-2

El bob  se impone y estará —en todas sus versiones—en los looks de la mayoría de las mujeres. Para las que no lo conozcan es un corte recto que llega a una altura entre la mandíbula y el cuello y suele ir acompañado de un flequillo. Su origen se remonta a la Primera Guerra Mundial, cuando las enfermeras por cuestiones prácticas y de higiene empiezan a cortar sus melenas.

Fue  la reconocida bailarina de salón de principios del siglo XX, Irene Castle quien lo popularizó en Estados Unidos junto a celebrities de la época como Ina Claire o Louise Brooks. Más tarde, en los años 20, se convirtió en el peinado icónico de las flappers, chicas de clase media un tanto rebeldes que lucían vestidos de flecos y bailaban, bebían y fumaban hasta el amanecer. Aquellas que amenizaban las fiestas de ‘El Gran Gatsby’.

Wp-pelo-450-3

Con el paso del tiempo, el bob ha ido evolucionando y apareció el corte pageboy, un peinado corto con puntas en forma de alas; el Mop-Top (corte de los Beatles), el tazón de toda la vida; y el Long bob, actualmente conocido como LOB que, como su propio nombre indica, es una versión mucho más larga del original. Victoria Beckham lo puso de moda en la ‘trendsetter’ y se puede lucir de muchas maneras: con ondas, despeinado, liso, a capas… También lo han llevado Jessica Alba, Gwyneth Paltrow, Jennifer Aniston, Heidi Klum y Liv Tyler.

Wp-pelo-450-6

El look garçon sigue de moda. El pelo muy corto con patillas y flequillos algo más estilizados, de aire masculino se lleva hoy con desenfado. Se atribuye a las mujeres francesas de los años 20 que querían marcar una diferencia y encontraban en lo andrógino su marca de exclusividad. Fue muy popular en los 60 y Twiggy fue la imagen icónica. Hoy, la actriz de “Los Miserables”, Anne Hathaway es la fiel representante de ese estilo.

Y si de cortos se trata el look pixie es el top one de 2014. Este corte lo puso de moda, en pleno siglo XXI, la celebrity y cantante Pixie Geldof, de quien tomó el nombre que lo hizo popular. Pero su origen se remonta también a los años 60, de hecho dicen que es la evolución natural del corte Twiggy o garçon. ¿Su embajadora por antonomasia? Mia Farrow.  Consiste en un corte clásico, muy masculino con grandes dosis de androginia. Se atrevieron con este look Jennifer Lawrence, Rihanna y la excéntrica Mylie Cirus.

Wp-pelo-450-5

Y las tijeras siguen trabajando. Este año se verá también el corte Karlie. Esta nueva nomenclatura surgió cuando la modelo Karlie Kloss (de ahí el nombre), aconsejada por la gran Anna Wintour, dio un corte drástico a su pelo. Pero, realmente este corte se llama chop. Es una melena que sobrepasa la mandíbula con un flequillo, todo muy despuntado y peinado informal. La última en llevar este look ha sido Carlota Casiraghi, pero la primera en llevarlo fue, hace ya algunos años, la modelo Daria Werbowy.

Wp-pelo-450-4

Y en cuanto al color, en esta temporada las mediatintas no existen. Hay que jugársela por una opción. O se elige el rubio claro platinado que viene muchísimo o se opta por los marrones para las más conservadoras. El rojo o cobrizo es uno de los tonos que se potencian este invierno aportando un look moderno y juvenil a cualquier edad.

La moda también invita a jugar. Para las más audaces vienen con fuerza las mechas y puntas de colores tan intensos como el rosa o el azul.

Wp-pelo-450-7

Las californianas ya van en retirada y dan paso ahora a un look más degradé que va aclarando el tono de la raíz a la punta pero suavemente como si fueran reflejos de luz.