La falta de sueño se ha convertido hoy en una verdadera epidemia mundial que afecta no sólo el estado de ánimo sino también a la salud: presión alta, diabetes y obesidad son algunas de sus consecuencias. Pero lo más visible son sus efectos en la piel, el órgano más extenso de nuestro cuerpo. Pérdida de humectación, opacidad y aumento de arrugas son sólo el comienzo de las consecuencias del agitado estilo de vida moderno.

Pero lo más visible son sus efectos en la piel, el órgano más extenso de nuestro cuerpo.

Luego de años de investigación en ADN y cronobiología, científicos descubrieron que el proceso natural de purificación de la piel conocido como catabólisis ayuda a las células a eliminar residuos internos. Este proceso de reparación está sincronizado a través de los genes del reloj biológico para alcanzar su punto más alto durante la noche. Con la edad, la eficacia disminuye y el reloj se desincroniza.

El estudio Efectos de la calidad del sueño en el envejecimiento y función de la piel fue realizado por UH Case Medical Center, el principal afiliado de Case Western Reserve University School of Medicine localizado en Cleveland, Ohio, en colaboración con la compañía Estée Lauder, pionera en investigación del ADN y el envejecimiennto y en crear la categoría de los sueros. UH Case Medical Center es uno de los centros de investigación clínica más prestigiosos del mundo, su departamento de Dermatología es un preeminente centro de excelencia en investigación de la piel y se enfoca en la biología básica de la piel.

El estudio partió de la hipótesis que los sujetos que tenían una mala calidad de sueño estaban más insatisfechos con la calidad de su piel que los que dormían bien. Un equipo de investigadores evaluó a 60 mujeres entre 30 y 49 años, la mitad de mal dormir y el otro 50 por ciento, tenía más de 7 horas de buen sueño. Controlaron la función de barrera protectora de la piel, la respuesta a los rayos ultravioleta y la percepción sensorial, encontrando significativas diferencias entre ambos grupos y, por supuesto, quienes dormían más de 7 horas tenían mejor respuesta de la piel a la recuperación por daño ambiental y rayos ultravioleta, tenían un tono de piel más parejo, mayor elasticidad, se notaban menos las líneas de expresión y estaban más satisfechas con la apariencia de su piel. La investigación demostró que la falta de sueño crónica puede acelerar los signos de envejecimiento y retardar el proceso natural de reparación de la piel.

a investigación demostró que la falta de sueño crónica puede acelerar los signos de envejecimiento y retardar el proceso natural de reparación de la piel.

El estudio ya se está presentando en encuentros dermatológicos, y sus resultados han sido aplicados a un nuevo serum formulado para reforzar la reparación nocturna, el nuevo Advanced Night Repair. “La catabólisis está relacionada con los estudios del Alzheimer porque la enfermedad daña las moléculas de proteína. Como este proceso natural está asociado a la reparación nos interesó y comenzamos a investigar. Somos los primeros en usar este proceso en un producto; este es el lanzamiento más importante en la historia de la compañía”, señala el doctor en biología molecular Daniel Yarosh, vicepresidente de Investigación en Ciencias Básicas para Estée Lauder.

Con la edad no sólo se pierde elasticidad y colágeno de la piel, sino que cada diez años se disminuye en un 10 por ciento la función de barrera protectora y además el proceso de purificación se hace más lento, es decir, ya la regeneración nocturna no es tan efectiva.

“En las células jóvenes la catabólisis se activa tremendamente durante la noche, pero en las células maduras ya no cambia tanto la relación entre el día y la noche. Lo que hace este producto es reactivar la memoria de las células maduras sobre cómo usar este proceso de reparación”, dice Nadine Pernordet, doctora en fisioquímica y miembro clave del equipo responsable de investigar, desarrollar y testear las nuevas tecnologías para los productos del cuidado de la piel a nivel global de Estée Lauder. Por lo mismo, recomienda comenzar a usar el serum desde los 20 años, ya que así se retardará la aparición de las primeras líneas.

El producto, que ha sido testeado en mil mujeres de todas las etnias…

El producto, que ha sido testeado en mil mujeres de todas las etnias, introduce la tecnología ChronoluxCB que combina la catabólisis, el que apoya el proceso de purificación nocturna natural a través del complejo activo de ingredientes que incluye extracto de algas y levadura. Así, la piel incrementa su actividad catabólica natural estimulando la reparación nocturna. El otro componente es Cronolux (sincronización), una tecnología de genes del reloj biológico que estimula el proceso de sincronización para maximizar la catabólisis durante la noche.

Las pruebas mostraron que tras cuatro semanas de uso, el 83 por ciento de las mujeres estudiadas sentían que su piel se veía más saludable, con una apariencia más lozana y descansada. 
Una ayuda efectiva de la ciencia para solucionar uno de los problemas de las mujeres modernas: la falta de sueño.