El pelo se estresa. Así de simple. Los vaivenes emocionales, las alteraciones hormonales que repercuten generalmente en los estados de ánimo y el sentido del humor tienen relación directa con la calidad del cabello.

Así lo explica Michael Cohen, estilista internacional de Moroccanoil, quien estuvo en Chile para dictar clases y capacitaciones: “Si te sientes bien, te ves bien. Tu piel y tu pelo brillan. Pero si algo te está afectando eso repercute en distintos ámbitos. El cabello se pone opaco”, explica.

Para él, que viaja constantemente para asistir a desfiles internacionales y es además un frecuente colaborador de las principales revistas internacionales, la salud capilar es el resultado de una buena alimentación, un estilo de vida saludable y relajado, y además cuidados esenciales. Dentro de este último grupo se encuentran, por ejemplo, las máscaras que funcionan en un tiempo de 5 o 7 minutos y que no necesitan aplicación de calor. La gran gracia de estos productos es que están diseñados para la mujer que no tiene demasiado tiempo para dedicarle a los rituales de belleza.

mc2

Así como en los últimos años la industria cosmética puso el foco en los productos multifunción, que contemplan lo mejor de los dos mundos (tratamiento-maquillaje) lo mismo está ocurriendo ahora con el mercado de los shampúes, ampollas y acondicionadores. En este sentido el aceite de argán —que Moroccanoil introdujo en el mercado y lo convirtió en un éxito— sigue siendo uno de los componentes más utilizados por sus múltiples propiedades. “Hasta hace no mucho tiempo todos pensaban que ponerse unas gotas de aceite en el pelo era una locura, y ahora no hay desfile ni producción donde no se utilice”, comenta Michael.

Dentro de los productos más novedosos del mercado destaca el shampú en seco, que no reemplaza a la ducha pero sí sirve para eliminar la grasitud del cuero cabelludo. “El estrés influye en el pelo tanto como el clima, la alimentación y la genética. Crece desde adentro nuestro y, por lo mismo, absorbe nuestras emociones. El brillo nace en el interior y se proyecta hacia el exterior”, dice el estilista. El reconocido tricólogo argentino Miguel Cisterna, experto en salud capilar, coincide y explica que hoy día, incluso, es muy común ver a niños chicos con trastornos capilares producto del estrés. “Menos presión y más juego”, es el consejo básico de uno de los profesionales más reconocidos y consultados en el mundo. Esta premisa es transversal para todas las personas: el mejor secreto para un pelo sano es una vida sin estrés.