Porque una mujer vestida sólo con una camisa sugiere intimidad, erotismo, sexo… Cinco ejemplos en este visual.

Dayane Mello, modelo:

Desde niña, la modelo brasileña ha vivido rodeada de hombres, tiene cuatro hermanos, así que el mundo masculino no le es ajeno. “Cuando era pequeña no jugaba con muñecas, sino a cosas de niños. Y, hasta hoy día, mi clóset está lleno de prendas masculinas: polerones, relojes, camisas… hasta perfumes de hombre; huele y verás”, dice.
A su novio, el tenista Nicolás Massú, también le ‘roba’ poleras “Me encanta ponérmelas para dormir”, cuenta.
Acaba de llegar a Chile pero no se quedará mucho tiempo. Su vida transcurre entre aviones y aeropuertos, en un mes puede dormir en siete ciudades diferentes y su próximo destino será Nueva York. “Estoy haciendo lo que más me gusta. El modelaje es mi vida, mi pasión y me encanta”, asegura.
Esta vez hizo un alto en el camino y demostró que lo masculino también es cosa de chicas.

 KatynaKatyna Huberman, actriz:

La pantalla chica y el teatro la mantienen ocupada. Además de la teleserie Pobre Rico de TVN está ensayando una obra de teatro, Cazados, que cuenta la historia de dos matrimonios y que tiene fecha de estreno para finales de octubre. Entre su trabajo y el cuidado de sus dos hijos pequeños, a la actriz no le queda un minuto libre.
Rosita Lagos, el personaje que interpreta en TVN, es una boxeadora. “Se podría pensar que es muy masculina pero es bien femenina, al menos en su aspecto externo, porque le gusta mucho la ropa y vestirse mina”. Fuera de la ficción, a la actriz no le disgusta el estilo masculino, aunque le parece un poco cliché la idea de que “una mujer es sexy cuando se pone una camisa de hombre”. Katyna es más de poleras que de camisas y, más de una vez, ha tomado prestadas las de su marido, Jimmy Frazier, al que suele ‘robarle’ también algunos pantalones.

DelsolarFrancisca del Solar, sicóloga y modelo:

Debutó en las pasarelas a los 19 años y ahora comparte su trabajo de modelo con su otra pasión, la sicología. Además, tiene una tienda de ropa y está al día de lo que acontece en el mundo fashion. Las camisas masculinas, según ella, son pura tendencia: “Se ven lindas con jeans y también como vestidos, con un cinturón. Me encantan, aunque adaptadas al cuerpo de la mujer”. Las recomienda además como pijama, por lo cómodas. Desde pequeña solía usar las camisas de alguno de sus hermanos. Y, por lo visto, siempre le han quedado perfectas.

Tamara Acosta, actriz:

TamaraEstá terminando de grabar los últimos capítulos de la popular teleserie Los 80 de Canal 13 y acaba de bajar el telón de la temporada de teatro. En el futuro no descarta trabajar con su marido, el director Sebastián Araya, en una serie o una nueva película —en su currículum figuran una veintena—. Pero, por ahora, la llamada musa del cine chileno congela los proyectos profesionales mientras espera la llegada de su primer hijo. Confiesa que no usa mucha ropa de su pareja porque “como es muy alto, me queda grande y, la verdad, no me sienta bien”. Sin embargo, para esta foto, posó feliz con una camisa que le da un look ingenuo y sexy dando vida a uno de sus mejores papeles: el de mujer seductora.

MmullerMagdalena MÜller, actriz:

Magdalena trabajó por primera vez bajo los focos a los 13 años y su carrera alcanzó pronto velocidad de crucero. Digerido el éxito de la serie Amango, ahora se luce en Pobre rico, de TVN, donde interpreta a la ambiciosa Claudia  Lagos: “Me gusta mucho el papel aunque, en un principio, tuve que esforzarme harto porque el personaje no se parecía nada a mí. Es buena para pelear, es medio brusca, bruta…Me divierto mucho interpretándola”, asegura.
Aunque confiesa que los zapatos de taco aguja son su perdición, se siente cómoda vistiendo una camisa masculina: “En un hombre es una prenda cotidiana pero en una mujer se ve muy sexy, como juguetona… Me encanta como queda”, comenta.

Envíe su opinión sobre este artículo a actualidadcaras@televisa.cl