La actriz estadounidense Zooey Deschanel causa furor cada vez que pisa una alfombra roja y muestra sus uñas pintadas y con pequeños diseños . Lo mismo sucede con Katy Perry o M.I.A. cuando suben fotos de sus uñas a Instagram. Son mujeres que han instalado el nailart como una obligación de estilo. Esta tendencia le ha dado un giro de 180 grados a la manicura clásica. En internet pueden encontrarse cientos de paginas con tutoriales, y  ni hablar de la web Pinterest, donde los boards sobre el tema se cuentan por miles.

El peak de esta tendencia tuvo su coronación cuando el canal de televisión E Entertainment dispuso una cámara especial para las alfombras rojas dedicada 100 por ciento a los dedos de las estrellas de Hollywood.  No se trata de una moda pasajera. Los esmaltes son los nuevos reyes del cosmetiquero, y también de las arcas de la industria.

Wp-nail-art-450-2

Los expertos en comportamientos de consumo atribuyen el éxito en ventas al simple hecho de que pintarse las uñas se ha convertido en un accesorio más del outfit de las mujeres de todo el mundo. Un detalle igual de trascendente que los aros, collares, carteras o zapatos. Pero con una diferencia: es muchísimo más barato que todos ellos. Salvo excepciones, su precio en el mercado oscila entre los dos y los 25 dólares.

Tanto fue el crecimiento de la industria del esmalte, que marcas como Essie tienen un total de 900 tonos, Opi saca 12 colores nuevos cada seis meses, Kiko lanzó cien tonos diferentes en 2013 y el mismo año Clinique presentó su primera línea de 12 esmaltes especialmente formulados para pieles delicadas.

Nuestro país no es ajeno a esta tendencia: según los estudios de marketing revelados por Estrategia, en Chile el consumo de esmaltes aumentó un 121 por ciento los últimos cinco años.

Wp-nail-art-450-3

Paloma Suzarte, dueña de la peluquería ‘Solo Para Muñecas’, siempre ha hecho manicure regular en su salón de belleza, pero últimamente tuvo que duplicar la cantidad de horas de trabajo. “La mayoría de nuestras clientas venía por el clásico esmaltado, hoy de 10 mujeres que atendemos 7 nos piden nail art”, dice.

Una de las pioneras en el negocio del cuidado de las manos en Chile es Paula Goycolea, de la cadena Hands and Company. Desde que abrió su primer local en Plaza Perú, el negocio sólo ha ido hacia arriba. “Llevamos 10 años en el mercado, en los últimos 3 hemos crecido en promedio un 30 por ciento anual en base a nuevos clientes”, cuenta.

Así como las celebridades han prestado sus nombres para la creación de perfumes con esencias que los caracterizan, se espera que lo mismo suceda con los esmaltes. De hecho, ya están apareciendo las primeras colaboraciones. Gwen Steffani acaba de lanzar sus propios esmaltes para Opi, una colección de 7 colores que ya está a la venta en Estados Unidos. Y Kelly Osbourne tiene una glamorosa asociación con la marca Azature. En los Emmys del 2012 se presentó con una manicura de 250 mil dólares que incluía pequeños brillantes, y en octubre pasado eligió un modelo con diamantes negros, por un valor de un millón de dólares.

Wp-nail-art-450

Este 2014 no partió nada de mal para los esmaltes. En los últimos Golden Globes el canal E volvió a mostrar en primer plano las uñas de las estrellas y éstas inundaron las redes sociales. El puntapié inicial lo dio, como era de esperar, la actriz Zoey Deschanel con un nail art de margaritas firmado por Tom Bachik con esmaltes L’Oréal Paris. La siguieron varias de sus colegas mostrando menos diseño y más colores jugados, como negros y azules. Algo similar se espera que ocurra a nivel local en el Festival de Viña, donde también habrá manicam. “Es nuestro primer año con esta cámara y decidimos tenerla porque el nail art es una tendencia mundial y este evento es la gran red carpet del país”, dice Marcela González, productora general de la gala del Festival. Ahora los invitados además de pelo, maquillaje y ropa, tendrán que preocuparse por las uñas. Ya saben: un accesorio puede transformar una tenida, y la manicura es el complemento de moda.

> Revisa el tutorial con el creador del Nail Art