Se saltó de un brinco la adolescencia para comenzar a cimentar un prometedor camino hacia el estrellato. Solo basta ver su fotografía para entender que, genéticamente, nació condenada al éxito. La impronta de Lily-Rose Depp (17), la hija adolescente de Johnny Depp y Vanessa Paradis, desborda confianza y belleza. A los 15 acaparó todas las miradas en la semana de la alta costura de París como embajadora de Chanel. Al tiempo debutó en el cine, apareció en un videoclip del rapero Rejjie Snow y se rebeló contra las etiquetas sexuales protagonizando una campaña a favor del colectivo LGBTQ (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales y ‘Queer’).

Ahora, más madura y con 1,8 millón de seguidores en Instagram, Lily –incipiente estrella de alfombras rojas y front rows– acaba de graduarse, deslumbró en la última gala del MET y sorprendió a todos en el Festival de Cannes. Ni la presencia de su madre pudo opacarla. Con un marcado estilo personal, pómulos de ensueño y notable carisma, la joven actriz nacida en 1999 en París demostró que es ella la nueva carta del cine independiente que lidera la próxima generación de actores con grandes apellidos. El talento se le nota. Desde niña comenzó a dedicarse a la actuación y en las fotos que comparte en Instagram evidencia su teatralidad y sentido del humor, que disfruta junto a sus amigos y a sus padres.

“Yo quería ser cantante, pero una vez que empecé a actuar, me sentí muy cómoda”, contó la joven parisina a la revista Vanity Fair cuando le preguntaron por sus inicios en la actuación con un pequeño cameo en la película Tusk, de Kevin Smith, en la que también aparecía papá Johnny. Vínculo familiar-profesional que nuevamente aparece en la segunda cinta y spin-off del mismo director, titulado Yoga Hosers, y que llega a los cines americanos en julio próximo. Allí Lily-Rose comparte el rol protagónico junto a su mejor amiga en la vida real, Harley Quinn Smith.

“Ella está hecha para el cine, es inevitable. Tiene un gran talento para la interpretación, un gusto exquisito y ha escogido muy bien sus primeros proyectos”, reconoció orgullosa su madre, la modelo y artista Vanessa Paradis quien –como parte del jurado del Festival de Cannes 2016– se paseó a varios metros de distancia de su hija en la alfombra roja sin robarle protagonismo. Con un vestido de Chanel realizado exclusivamente para ella, la heredera dorada tuvo su debut como actriz en el glamoroso certamen y supo lucirse como una experimentada celebridad.

deep3

¿Su nuevo estreno? La película francesa The Dancer (2016) realizada por la directora Stephanie Di Giusto. Un biopic que protagoniza junto a la cantante Soko que desarrolla sus escenas ambientadas a finales del siglo XIX y centra su historia en la vida de la bailarina y coreógrafa estadounidense de fama mundial Marie Louise Fuller. “Solo me he dejado llevar bailando”, confesó sin pudor la adolescente que terminó recientemente otra cinta francesa titulada Planetarium (2016), de Rebecca Zlotowski, en la que comparte set con la ganadora del Oscar Natalie Portman.

El drama –actualmente en proceso de postproducción y que estrena en octubre próximo– está ambientado en 1930 y en él ambas actrices encarnan a dos hermanas que creen tener poderes sobrenaturales que les permiten comunicarse con los espíritus. Llena de proyectos y cada vez con mayor visibilidad en las redes sociales, la joven hija del protagonista de Piratas del Caribe también ha tenido que lidiar con una intensa atención mediática durante el último mes. Tras el escandaloso divorcio que actualmente vive Johnny Depp con Amber Heard, la actriz con la que llevaba casado 15 meses, Lily-Rose no dudó en apoyar públicamente a su padre frente a las acusaciones de violencia intrafamiliar presentadas por la rubia ante tribunales.

Mientras su madre, Vanessa Paradis, catalogó la acusación como “descabellada”, Lily también decidió enviar un mensaje de apoyo público: “El es la persona más cariñosa que conozco, no ha sido otra cosa que un padre maravilloso para mí y mi pequeño hermano. Todo el mundo que lo conoce diría lo mismo”, escribió en su Instagram la joven que además compartió una tierna imagen de cuando era pequeña y daba sus primeros pasos sostenida por los brazos de Johnny.

deep1

Mientras pasa la tormenta, la joven modelo no abandona sus proyectos. La última sorpresa con la que acaparó titulares fue la noticia de su reciente graduación, ceremonia en la que lució un vestido color salmón plagado de escamas. La imagen junto a sus compañeras, compartida por el director Kevin Smith, se transformó rápidamente en viral debido a que su elegante atuendo fue catalogado como el “más chic”. Nada menos se podía esperar de la flamante rostro de la fragancia Chanel Nº 5, uno de los perfumes más reconocidos del mundo. Campaña que verá la luz en agosto y que será dirigida por Johan Rench, el afamado director de videos musicales como Black Star y Lazarus de David Bowie.

Está claro. La lolita con carita de ángel y apellido famoso tiene voz propia. Seguirá encabezando proyectos y revolucionando las redes sociales con su belleza y talento por mucho tiempo más. Solo queda esperar sus próximas apariciones y desempeño en la pantalla grande. La clave es no perderla de vista. Ha nacido el gran ícono de la generación Z.