La moda es cíclica, y las tendencias en maquillaje no son la excepción. Después de años de una boca nude, que coqueteaba entre el labial color carne y el rosado, el rouge rojo vuelve a lo más alto del podio. Hace algunos meses que las principales marcas de maquillaje apostaron por los pigmentos magenta y la última red carpet de los British Fashion Awards confirmó que será, sin dudas, el ganador del próximo invierno. Rose Hunington, Kate Moss, Rita Ora y Alexa Chung son algunas de las celebridades que optaron por los red lips.

Wp-red-lips-450-2

Según Carla Gasic (makeup artist de Maybelline Chile y responsable de los maquillajes de Francisca García Huidobro y Stefan Kramer entre muchos otros famosos locales), son la tendencia más democrática de la belleza: “A toda mujer le quedan bien, las hace ver más femeninas”, dice. La clave, dice la experta, está en saber elegir el matiz según el tipo de piel. “Para una mujer de labios muy delgados es ideal delinear un poco por fuera de la boca para dar sensación de volumen. Recomiendo los rojos más claros y encendidos. Por el contrario, una persona de labios gruesos puede resaltar con un tono rojo vino”.

Para Taly Waisberg, la única chilena que ha trabajado en Nueva York para Chanel (incluyendo el último desfile de Karl Lagerfeld en Dallas), los labios rojos jamás pasan de moda y el mejor ejemplo de eso es que están constantemente presentes en las pasarelas. “Para nosotros siempre será un look elegante y chic, por lo mismo es una moda que nunca desaparece por completo, aunque a veces se ve con más fuerza”.

Wp-red-lips-450

Taly recomienda tener en cuenta la época del año a la hora de elegir la intensidad del color: “En inviernos pueden optar por tonos más fríos y oscuros, y en primavera verano por los rojos-naranjas y las tonalidades más bright.

En cualquier caso, la manera de usar estos labiales es siempre la misma. Aplicar primero una capa de color, luego colocar un tissue para retirar el exceso y volver a aplicar labial para aumentar la intensidad. Para finalizar, repasar la orilla de los labios con polvo para evitar que el color se corra. Carla Gasic explica que la línea debe ser precisa, pero no demasiado severa.