“¿Qué tienen en común un aneurisma, las canas y las arrugas de la piel? La deficiencia de cobre en el organismo”. Esta afirmación forma parte del libro Dead doctors don´t lie, del médico estadounidense Joel Wallach, quien por sus investigaciones y publicaciones estuvo nominado al premio Nobel de Medicina en 1991. No fue el único que investigó la importancia de este mineral para el cuerpo humano. En los últimos años este recurso lleno de beneficios naturales se ha convertido en la nueva estrella de la cosmética.

Según Adam Geyer, Kiehl’s Product Development Consulting Dermatologist, históricamente, el acercamiento a tratar arrugas y disminuir la aparición para líneas finas se ha focalizado en productos y procedimientos diseñados para estimular la producción de colágeno. Pero hacia los 20 años, el contenido de elastina en la piel también comienza a disminuir. Esto provoca aumento de arrugas y una disminución de la habilidad de la piel para contraerse cuando está estirada. Estos cambios se evidencian más fuertemente alrededor de los ojos, en la frente y cerca de la boca. “A un nivel molecular, los bloques de construcción de las fibras elásticas son proteínas. Para mantener la habilidad de éstas y ayudar a traer de vuelta la piel después de la deformación, estas proteínas deben estar unidas en una red entrecruzada. Aunque la formación de la elastina (elastogénesis) es un complejo proceso, nosotros sabemos que el cobre toma un rol único y crítico en ella”, asegura el doctor Geyer.

Wp-Crema-450

La presencia del llamado oro rojo es fundamental para mantener  la piel saludable, elástica y joven. En el mundo existen varios laboratorios que han incorporado péptidos de cobre a sus fórmulas antiedad. También está presente en tratamientos para la artritis y en fórmulas curativas, por su poder cicatrizante. En Chile, la marca Kiehl’s acaba de lanzar Powerful Wrinkle Reducing Cream, desarrollada para fortalecer la elasticidad de la piel y así producir una apariencia más joven.

Pero no todo se aplica. Según la Organización Mundial de la Salud, un adulto de entre 50 y 70 kilos de peso debe consumir diariamente 1.0 a 1.4 mg de cobre. Así, se pueden prevenir enfermedades óseas, anemia y daño celular. Porotos blancos, pan de trigo, nueces y maní figuran entre los alimentos con mayor contenido de este mineral. ¿La mejor noticia? ¡El chocolate bitter completa la lista!