Kendall es hija del medallista olímpico Bruce Jenner, quien acaba de cambiar de sexo, y medio hermana de Kim, Kourtney, Khloe y Robert Kardashian. Todos estos personajes han protagonizado el reality Keeping Up with the Kardashians, y es básicamente gracias a este show que han ido creciendo en fama y fortuna.

Pero el caso de Kendall es diferente. Las casas de moda no la quieren por ser hermana de una voluptuosa socialité que acostumbra a usar ropa dos tallas menos de lo que debería, sino por su belleza. Por esa onda de maniquíes con rostros aniñados y cuerpos ultradelgados que los cazamodelos buscan y que ella posee. Dicen que se está preparando un biopic sobre su vida y que la misma Kendall habría sugerido a Jennifer Lawrence como protagonista. Actualmente es la modelo con más seguidores en Facebook e Instagram, y la segunda en Twitter detrás de Tyra Banks

Lo que muchos tal vez no saben es que la bella Kendall comenzó su carrera a los 14 años, tras firmar con Wilhelmina Models. Su primera campaña fue para Forever 21 en 2009 y su debut en las pasarelas fue hace cuatro años, de la mano de Sherri Hill durante la semana de la moda de Nueva York. Y para finales de 2012 ya había sido fotografiada para Kiss, Seventeen, Looks y Elle entre otras revistas. Hasta ese momento, era “la hermanita menor del clan Kardashian”.

Wp-kendall-pasarela-450

Todo cambió durante la primavera del año pasado cuando la poderosa estilista Katie Grand la recomendó a Marc Jacobs y la colocó en la portada de las revistas Love y Teen Vogue. De inmediato se subió a las pasarelas de Fendi, Pucci, Dolce & Gabbana y Bottega Veneta, Chanel y Givenchy. Y se negó a ser uno de los ángeles de Victoria´s Secret porque el desfile coincidía con el de Karl Lagerfeld.

Acostumbrada a apoyarse más en un pie que en el otro por culpa de los tacones altos, acomplejada del largo de sus dedos, íntima amiga de Cara Delevingne y musa de Mario Testino, este parece ser el año de Kendall. Su flamante debut como rostro de Estée Lauder así lo confirma.

—¿Qué significa esta alianza para ti?

—¡Es increíble! Es un honor para mí ser parte de una de las más prestigiosas marcas de cosméticos y estar al lado de chicas tan asombrosas. Me enteré en el backstage de la semana de la moda en París y me dijeron que no podía contárselo a nadie. Vi lo que decía en el texto y  fue como ‘Oh my god, tengo que guardar el secreto! Sólo se lo conté a mi mamá. Ella se puso a llorar, aunque llora por todo…

—¿Siempre has sido fanática de la belleza?

—Creo que sí. Tengo videos de cuando era niña, a los tres o cuatro años, y mi madre me filmaba mientras yo caminaba con una pequeña cartera y decía: ‘Acabo de terminar de maquillarme’.

—Tienes cuatro hermanas. ¿Te han dado algunos beauty tips durante estos años?

—Mis hermanas mayores fueron a una escuela de maquillaje cuando eran más jóvenes, así que son muy buenas para eso. Desde el comienzo me han dicho que el estilo natural es lo mejor.

Wp-keeping-up-with-the-kardashian-450

—¿Quién es tu ícono de belleza?

Angelina Jolie. Es ridículamente bella. Y luego está Rosie Huntington-Whiteley. Me encanta su estilo, y el de Rihanna también.

—Ahora que estás constantemente viajando, ¿tienes alguna rutina de belleza?

—Siempre tengo un bálsamo para los labios conmigo, y si estoy volando uso mi crema humectante, ya que la piel suele resecarse mucho en los aviones. Además no dejo de lavarme la cara antes de dormir y utilizo crema para los ojos.

—¿Y que hay sobre los esmaltes de uñas?

—Me gusta tenerlas muy neutrales, con tonos nude o con grises. Pero si me voy de vacaciones elijo el color. Mis favoritos son el azul y el rojo.

El éxito de esta joven de 18 años no solo radica en ser alta, delgada o en tener los rasgos que hoy se buscan para triunfar en las pasarelas. Su personalidad ha tenido también mucho que ver. Todos los que han trabajado a su lado aseguran que es una perfecta profesional y muy bien educada. A la vez es natural, sencilla y espontánea. Siempre exagera cuando habla y es sumamente elegante, sobre todo cuando se propone hacer cosas tontas y muecas raras junto con su madre y sus hermanas. 

—¿Qué música estás escuchando en este momento?

—Me sé de memoria cada canción de Sam Smith. Estoy obsesionada con él.

—¿Tacos o flats?

—Depende de la ocasión, pero prefiero los flats.

—¿Jeans skinny o estilo boyfriend?

—¡Pitillos!

—¿Dónde queda tu lugar feliz?

—Rodeada de mi familia. Suena simple, pero allí es donde soy absolutamente feliz. Y en Santorini, una de las islas griegas.

—Si pudieras cambiar algo tuyo, ¿qué sería?

—Desearía poder ser mejor en dejar ir las cosas y no querer tener todo bajo control.

—¿Qué talento te gustaría tener?

—Quisiera cantar como Beyoncé.

—¿Cuál es tu película favorita?

—Moulin Rouge. La he visto demasiadas veces.

—¿A qué le tienes miedo?

—A chocar contra una roca gigante… ¡No preguntes!