¿Alguna vez se ha preguntado por qué los asiáticos parecen no envejecer? Muchos creen que es cosa de genes, pero la respuesta está escondida en sus rutinas de belleza. Es por eso que junto al auge del K-pop en el mundo, el K-Beauty (cosmética proveniente de Corea del Sur) ha logrado finalmente acaparar la atención de todos. Es más, la gran mayoría de las tendencias de belleza provienen de allí.

Si bien ya todos estamos familiarizados con las Sheet Masks o mascarillas de papel y las BB Creams (ambos productos originados allí), hay mucho más que la cosmética coreana tiene para ofrecer. Pero, ¿qué hace de la rutina de belleza de sus mujeres algo tan particular? Desde siempre la cosmética occidental ha puesto su foco en buscar y encontrar soluciones para las imperfecciones de la piel, tanto con cremas como con maquillaje. La oriental, en tanto, se enfoca en prevenir estos problemas para no tener que preocuparnos de revertirlos o esconderlos, todo a través de una rutina que pretende proteger el rostro de toxinas, drásticos cambios de temperatura y por sobre todo el sol. Es por eso que no es difícil encontrarse con niños pequeños en las calles de Seúl aplicándose bloqueador y adolescentes negándose a limpiar su rostro con toallitas desmaquillantes. El cuidado de la piel en Corea es tan esencial como lavarse los dientes.

Limpiar profundamente, tonificar, hidratar y no olvidar el bloqueador solar ni un día del año son los básicos de esta rutina. En cuanto a marcas hay centenares, para distintos tipos de piel y con los más diversos ingredientes imaginables, pero para iniciarse es recomendable probar marcas amigables para pieles sensibles, como cosRX (especial para pieles problemáticas o con tendencia al acné), Innisfree, Neogen, Goodal y Benton.

image2

La tendencia se demoró un poco en llegar a Chile pero gracias a las redes sociales hoy son cada vez más quienes se interesan en aprender los conceptos básicos de esta filosofía oriental, incluso cuando durante largo tiempo fue muy difícil acceder a estos productos en nuestro país. En Nueva York es cosa de ir a Koreatown o Flushing, grandes tiendas o comprar online en sitios basados en Estados Unidos que despachan sus productos en cosa de días. Por suerte algunas marcas ya han puesto su ojo en Latinoamérica, lo que ha provocado que poco a poco sea más fácil encontrar productos coreanos especialmente en Santiago, pero aun así el acceso es limitado.

Por lo mismo, una de las mejores opciones a la hora de conseguir K-Beauty en Chile es lanzarse a la compra online. Evelyn Vidal , chilena que cuenta sus experiencias en su blog Korean Beauty Dream, comenta que una vez que se lanzó a comprar por internet su experiencia “ha sido por lo general positiva, ya que no he experimentado pérdida de paquetes o cargos extra”. Y es que hoy en día para acceder a la inmensa variedad de productos que Corea tiene para ofrecer es mucho mejor hacerlo a través del computador. Tanto Evelyn como Tamara Reyes coinciden en que sitios como Jolse.com, Kmall24, Miss Beauty Korea, TesterKorea, iHerb y YesStyle son los más confiables a la hora de encargar con despacho a Chile. Aunque la espera puede llegar a los 4 meses.

Otra alternativa es Arumi.cl (un sitio web chileno que vende exclusivamente productos coreanos), BeautyStore y The Republic of Beauty, donde venden marcas como Tony Moly, cosRX, Heimish, Benton y otras cuantas favoritas.