1.-Cuidado.“Lo esencial es tener un cabello sano, para ello es necesario realizar un tratamiento una vez por semana”, dice este estilista quien define como esencial partir por un buen diagnóstico, analizando las raíces, el centro y las puntas. 

“Porque no es lo mismo un pelo deshidratado a otro mal nutrido, dañado”, sostiene el estilista. La hidratación —asegura— se puede recuperar con aceites esenciales como palta u oliva, incluso por medio de máscaras de confección casera. “Pero si está dañado hay que ir con profesional o utilizar productos como Tratamiento original o crema para peinar hidratante, ambos de Moroccanoil; aportan cuidado y estilo, es decir, más volumen, cuerpo, textura, disciplina. Son ideales para el día a día“, finaliza el argentino.

bob2

Berlin también aconseja utilizar un serum después del lavado: “ingresa en la fibra, acomodan la estructura y sellan por fuera”, asegura. En cuanto a tratamientos para realizar en el salón, en Hause Berlin recomiendan los shots de Keracolor:#Hairhangover para cabellos muy dañados; #Kickbrass para aquellos que acumulan muchos minerales, cloro, y óxido; y #Faded para revivir el color y revitalizar la fibra luego de 2 o 3 semanas.

2.- Corte. “Lo que manda en el verano europeo es un pelo con un perímetro sólido (lo que le da forma a la cabellera) con una leve textura para crear mayor movimiento y naturalidad”, dice Berlin. Pueden ser melenas, cortes asimétricos, o pelos largos, siempre transmitiendo una sensación de salud y frescura. Desapareció la chasquilla y ahora viene la melena a dos dedos arriba del hombro o hasta la clavícula.

bob3

3.- Color. Aprenda esta palabra: shatush. Según Berlin, una versión más actualizada de las mechas californianas. “El shatush es más sutil, sin tantos contrastes. Es una manera natural y sofisticada de aclarar el cabello, donde vamos a observar una sensación de aclarado progresivo a medida que vamos llegando hacia las puntas, sin mechas que contrasten entre sí. Consiste en aclarar un tono las raíces, dos tonos en el medios y hasta tres tonos en lo que sería el final de la cabellera. Se puede realizar en dorados, ceniza o cobrizo. Pero lo más importante es tener un look brillante, suave y con movimiento”, indica.