Con una colección de joyas, una marca de zapatos y un libro publicado, la modelo Chiara Ferragni sigue creciendo en la industria. Su vida se divide entre preparar su blog, viajar por el mundo, realizar campañas y asesorar marcas de moda. Tiene 27 años y es estudiante de derecho en Milán.

Ya venía trabajando en otras plataformas como Flickr y Lookbokk.nu con mucho éxito pero su salto a la fama fue en octubre de 2009 cuando abrió The Blonde Salad, página que escribe en inglés e italiano en donde cuenta cómo es cada uno de sus días, sus tenidas diarias y las tendencias del momento. El proyecto surgió de la mano de Riccardo “Richie” Pozzoli, licenciado en marketing, quien en ese entonces era su novio y fotógrafo. La idea era transformar el hobbie de esta rubia italiana en algo más que su profesión; su sueño.

En un principio quería imitar a una muñeca Barbie pero en el transcurso fue adquiriendo un sello más propio. Su blog es una fiel línea de tiempo de su biografía. Si en un principio se mostraba con un look casual y un pelo mucho más rubio, hoy sus outfits son cada vez más sofisticados, luce un cabello más oscuro y ha sumado varios tatuajes a su cuerpo. Pasó de usar Zara a vestirse de Chanel en pocos meses.

Wp-450-Chiara

En menos de dos años The Blonde Salad alcanzó más de 110 mil visitas por día, 800 mil usuarios únicos por mes y 12 millones de impresiones mensuales. El crecimiento del blog ha sido tan grande que hoy cuenta con un equipo de diez personas que la ayudan a mantener el sitio y manejar las redes sociales, aunque lo continúa escribiendo ella misma. El secreto de su éxito ha sido la cercanía con sus seguidores. El hashtag #theblondesaladneverstops en Instagram le ha proporcionado casi 2,5 millones de seguidores. Es básicamente su vida a través de fotografías, y a esta embajadora de Redken parece no importarle mostrar hasta sus aspectos más íntimos. Sus seguidores son partícipes de sus viajes, hoteles, casas y hasta de su baño. De hecho, fue mediante este medio que dio a conocer la ruptura con su ex novio Richie, advirtiendo que seguirían unidos por el trabajo.

El año pasado lanzó su primera colección de joyas Caia, que cuenta con 25 piezas de plata y bañadas en oro que reflejan su estilo extrovertido. Pero no es su primera creación. En septiembre de 2010 había lanzado la línea de zapatos Chiara Ferragni, que ha sido todo un éxito con nuevos modelos cada temporada.

Wp-450-Chiara2

También ha cumplido el sueño de muchas modelos al transformarse en la imagen de diversas firmas como Furla, Burberry o Yamamay. Pisó la pasarela de la mano de Alberta Ferretti en 2011 cuando se celebraba la 79ª edición de Pitti y posó para la edición italiana de Glamour y Teen Vogue. Una de las marcas con las que ha repetido colaboración es la española Mango, para la cual diseñó una colección bajo el nombre de Werelse para Mango Touch, el mismo nombre de la firma que fundó con sus compañeras bloggers Andy Torres y Carolina Engman. Su última asociación fue con Italia Independent en abril recién pasado, empresa para la cual ha hecho dos modelos de anteojos de sol.

Es gracias a sus propios méritos que hoy en día es considerada toda una celebrity y recibe invitaciones para festivales tan famosos como el de Cannes y Venecia. Fue citada por el New York Magazine por su fuerte influencia en el mundo de la moda internacional y ya ganó el premio Bloglovin’ para el Blogger Business of the Year en 2012, rubro en el cual fue pionera. Su llegada a la televisión es evidente, a fines de agosto aparecerá como jueza invitada en el reality show Project Runway y se rumorea una pronta aparición en Hollywood. La historia de Chiara recién comienza.