LA MADUREZ DE CECILIA

“Cada vez lo paso mejor”, dice ahora esta diseñadora —quien ya prepara el lanzamiento de su nueva colección primavera-verano para Falabella el 15 de noviembre— sobre su actual estado en la vida. “Hay más equilibrio y creo que tiene que ver con los años; la madurez ayuda tanto, los años son fantásticos”.

—Aunque con el cuerpo no sé si tanto…

—No, pero tampoco es tan espantoso. Yo nunca imaginé llegar a los 50 como estoy ahora; ¡me siento espectacular! Me di cuenta de que en la medida en que uno ha ido viviendo la vida con entusiasmo y haciendo las cosas con mucho amor, cuando llegas a esta edad y miras tu vida, en mi caso con mis caídas y aciertos, me siento tan contenta. Entonces esa sensación de plenitud es más importante que cualquier otra cosa. Antiguamente, habría estado obsesionada porque el pelo me quedara perfecto para una sesión de fotos. Hoy no. Solté esa agonía de buscar esa perfección inalcanzable. Me relajé.

bolocco5

Toma un poco de su café y agrega:

—Fíjate que cuando salí Miss Universo no me sentía buenamoza… ¡Mira lo que te estoy diciendo! Recuerdo que me pusieron la corona y pensé: “Qué tremendo, voy a tener que cumplir con la exigencia de lucir perfecta siempre, y estoy muy lejos de eso… Cuando digan ‘ahora viene la Miss Universo’ y aparezca yo van a comentar ¡qué pena!, pero esto es lo que hay nomás, esto es lo que soy, lástima…”.

—Pura inseguridad.

—Pero gané por un conjunto de factores, en especial por mi actitud, por ese desenfado de mostrarme tal cual soy. Sin embargo, cuando después tienes que llegar a dónde sea y todos te están esperando, te anuncian por los parlantes y sales tú, una cosita amorosa, bajita, simpática… Siempre tuve esa sensación de no estar a la altura, de no ser lo suficientemente bella. Entonces cualquier galardón que te puedas llevar por cualquier cosa física puntual, no tiene mucho sentido.

—¿Le habría gustado ser más alta, tener más curvas?

—Ahora me encuentro muy buenamoza, tengo una cara increíble… Y cuando miro fotos mías digo: ¡por Dios, qué cara más linda tenía!

bolocco3

—¿Se gusta ahora a los 52?

—Sí, y mucho más que antes, eso es lo raro. Con los años viene la aceptación. Si pudiera traspasarle algo a las más jóvenes es eso, que una mujer con actitud no necesita mucho más, aunque por supuesto hay que cuidarse, quererse y respetarse.

—¿Qué le parece esta nueva tiranía de tener que estar fit?

—Es no entender que lo esencial, que lo más bello de una persona no tiene que ver con la apariencia sino con el interior, con lo que cada uno transmite, con tu seguridad, tu desplante, la plenitud, estar contenta… Porque la perfección no existe. Si la buscas, no la vas a encontrar nunca.

—¿Ha pensado alguna vez en entrar al quirófano a hacerse algún arreglito?

—Me da pánico, pero algún día voy a tener que considerarlo, seriamente, jajajá…