Caras

Blog

2Y3A2202

De la Negra Ester a Marco Correa

Estamos terminando septiembre y el Mes de la Patria me ha dado una oportunidad única para que mi hija conozca esta tierra. En este mes de fiesta, uno de mis sobrinos y su polola la llevaron a la Fiesta de la Chilenidad en Curicó. Allí, además de ver parrillas infinitas que llenaban el aire de la alameda curicana con sus olores, vio huasos bien plantados que al sonar los acordes de una cueca no dudaban de invitar a la pista a una afortunada dama que, con orgullo y coquetería, hacía el “8” y movía con gracia el pañuelo. Mi hija miraba con cierta sorpresa las variedades de empanadas, dulces chilenos, terremotos y pipeños. De vuelta a Santiago, con sus amigos del colegio descubrió las fondas del Parque Intercomunal y con espíritu, empeño, respeto y cariño también se animó a usar ese pañuelo comprado para ser lucido al bailar la cueca.

file_20140812114629-1

Alma cuequera

Hace 20 años pasé mi último Mes de la Patria por estos lados. Durante 20 años me he armado mis “18s” con otros chilenos algunas veces, sola otras, y tras armar familia con el vikingo intenté hacerlo partícipe a él y luego a nuestras hijas de lo que significa para nosotros esta celebración. El vikingo, oriundo del reino que prácticamente nunca ha estado sometido a otra Nación -la excepción fueron los 5 años en que vivieron la ocupación nazi entre 1940 y 1945-, creo que no logra entender mi emoción cuando pasamos agosto, pero para mí de verdad que es algo que se siente en el alma.

5f7938acbb4fb587db52bcf6f693eeb7

El bendito labial rojo

¡Ya! Aquí estamos, a un paso de pasar de encantadora a irresistible por el resto de mi vida, parafraseando las palabras de Coco Chanel, pues hace poco celebré el estar un paso más cerca de los ‘50.

IMG_0682

Encantada e inspirada

Cada semana voy re-descubriendo Santiago, sus lugares, sus panoramas y sus sorpresas. Recientemente fue la Casa FOA, de nivel mega evento en Argentina y una tradición imperdible si quieres enterarte de las últimas tendencias en diseño interior, arquitectura y paisajismo.

bigstock-Chocolate-79780456

Pasión por el chocolate

Hace dos blogs atrás les dije que les comentaría sobre una tentación absoluta que pensé que había dejado en el Viejo Mundo. Hablaba del chocolate y el punto es que jamás he sido chocolatera. Es más, mi pasión total son los helados, debilidad que es compartida por mi familia, en cualquier época del año. Pero mi pasión chocolatera comenzó de una manera “extraña”.