Caras

Blog

Wp-Megan-2

¡Ya era hora guapa!

Divertida, chispeante y descabellada es la historia romántica que nos cuenta Megan Maxwell, en “Te lo Dije”, obra prima en este género, que data del 2009 y que sin duda las hará reír a carcajadas en estas vacaciones. La historia comienza cuando Victoria suspende su matrimonio porque encuentra a su novio con su mejor amiga literalmente con los pantalones abajo. De ahí en adelante la vida de la insoportable protagonista no para y se desencadenan una seguidilla de graciosos y alocados eventos que harán que termine en Escocia, persiguiendo a un conde, para que la autorice a filmar un spot publicitario en el castillo de Eilean Donan.

Wp-Cuentos-1

Salvajemente femenino

Sí, las mujeres deseamos. Deseamos mientras trabajamos, estudiamos, cocinamos, planchamos, lavamos. Mientras estamos bañando a nuestros hijos, mientras estamos con nuestros maridos, mientras estamos solas mirando televisión o escuchando música en un taco infernal. Subiéndonos a la micro o evitando ser apretujadas en el metro. Todas sin importar la edad y el estado civil pensamos, deseamos y fantaseamos.

Wp-mira-tu-588

¡Nuestra historia escrita con corazón!

Así es Mira tú! Guía para perderse en Chile, del periodista Juan Pablo Barros, un libro que encantará a todos aquellos que aún mantienen viva la capacidad de asombro y que están en permanente búsqueda de datos curiosos de nuestra historia. Sus 461 páginas, pasan volando por el agradable “formato” que posee este libro. Además de las bonitas y originales infografías explicativas, sus creativas líneas de tiempo, las notas al margen y los textos cortos, están escritos con mucha precisión y humor.

Wp-Cronicas-de-una-diosa-588

Ni las diosas son libres

No hay mal que dure mil años. Ni profundidades tan inciertas y oscuras. Al final todo se revela y la libertad para nadie es eterna. Divinidades y mortales quieren vivir intensamente el deseo, la pasión, el amor. Algunos se lanzan al mar para desenredar nudos. Otros se aventuran en el aterrador Mundo de Ultratumba para cortar el hilo de las maldiciones, que desde tiempos inmemorables los persigue e incluso los corrompe.