Caras

Blog

full-moon-february

Oh Luna, dame fortuna!

Desde tiempos ancestrales, la Luna ha significado mucho más que un astro que nos cautiva con su brillo en las noches. Ha sido objeto de supersticiones, incógnitas, inspiración y leyendas. Asimismo, ha sido fuente de investigación hasta el día de hoy, para la comunidad científica, de cómo las mareas varían según la fase lunar y también su incidencia en los procesos metabólicos de los organismos vivos y la conducta del ser humano.

13022211_1192970617403173_20010084_n

“Dibujo para alegrarle la vida a la gente”

Hacer lo que a uno le gusta no necesita diplomas. Nicol Sepúlveda lo sabe muy bien, ya que aunque se tituló de Kinesióloga y ejerció su profesión un par de años en Concepción, fue un talento especial, el que la impulsó con determinación a embarcarse en un océano desconocido y llegar hasta una orilla que era incierta y lejana.

11-2-NUVO-Magazine-Summer-2008-yann_martel_page_2_image_0002-1024x768-1

Ya no hay vuelta atrás

La muerte de nuestros seres queridos hace que nada encaje. Que nada tenga sentido. El dolor y la desolación viven una locura muda y reservada. No hay vuelta atrás. El horizonte se encoge. No tiene nada bueno. Es un horror: ¿cómo se vive día a día?, ¿se supera algún día esta pérdida?, ¿cómo equilibrar la fe y la razón?

imagen-elecciones-2-1

Cuando se pierde la confianza

Desde 1958 que en nuestro país, no se presentaban tantos candidatos a la elección presidencial. En esa oportunidad Luis Bossay Leiva (PR), Eduardo Frei Montalva (PDC), Salvador Allende Gossens (PS), Jorge Alessandri Rodríguez (Ind. – Coalición) y Antonio Zamorano Herrera (Ind. – Unión Laboral Nacionalista), conocido popularmente como el “Cura de Catapilco”, disputaban el sillón de La Moneda con un potente discurso ideológico. Salvo Alessandri, quien con su mano derecha levantada y el dedo índice apuntando al votante, potenciaba el eslogan “a Ud. lo necesito”, haciendo referencia a la confianza que él depositaba más en el votante que en los partidos políticos.

3195719_640px

Música en palabras

Pensar en imagen, olfatear el mundo, tocar la vida, saborear la esencia, sentir el sonido del universo. La conexión que desarrollamos los seres humanos a través de los cinco sentidos no tiene límite. Sin embargo, no todos nos aproximamos a la realidad de la misma forma. No todos vibramos. No todos escuchamos las palabras. No todos pensamos y sentimos el universo en melodías. Escuchar, “ser todo oídos”, puede ser abrumador,  ensordecedor. Son pocos los virtuosos capaces de disfrutar y esbozar una sonrisa ante este concierto. La partitura de la vida descoloca, muchas veces tensiona y genera ruidos incómodos, melancólicos y desagradables. Y en Vibrato, la nueva novela de Isabel Mellado, reconocida como la violinista escritora, esta idea es imposible no escucharla. ¡Resuena!