A propósito de la navidad y la constante búsqueda del regalo perfecto, hoy quiero hablarles de mis libros favoritos, donde dos de ellos fueron de los mejores regalo que me han hecho. No son libros comunes y corrientes –de hecho, me atrevería a decir que ninguno tiene una página completamente escrita–, sino que son libros hechos y pensados por artistas en base a sus propias reflexiones de procesos creativos y funcionan, a su vez, como una invitación perfecta para salir de la zona de confort en base a lógicas lúdicas y dinámicas.

Siempre he sido fanática de las cosas hechas a mano porque implican un alto grado de concentración e introspección. Sobretodo hoy en día, donde la tecnología ha arrasado con los espacios análogos y donde las relaciones se han vuelto cada vez más impersonales, hacer algo a mano propiamente tal, dedicado a uno o a un tercero, conlleva un valor agregado totalmente.

La artista conceptual e ilustradora canadiense Keri Smith se basó en esta observación para comenzar la producción de sus “libros-objetos” que tienen como objetivo principal estimular la experimentación creativa, mediante la transformación física y funcional de los materiales, siguiendo las instrucciones guiadas a lo largo de las páginas de sus libros. Nació de un ejercicio personal, donde Smith pensó en la mayor cantidad de posibilidades para destruir un diario de anotaciones que la acompañó durante dos meses –sumado a la lluvia de ideas constante con sus amigos y familiares–, dando como resultado la publicación de Wreck this Journal el 2007.

Regalos-1

Wreck this Journal fue el primer libro de este tipo que tuve y me llegó de regalo, luego de pasar mucho tiempo obsesionada con el proyecto de Keri Smith. Me encantaba la idea de que fuera un libro irreverente que dejaba de ser un objeto inmaculado ubicado en un estante, para transformarse en un soporte recortable y modificable y, al mismo tiempo, en un compañero de viajes. Desde pararse sobre el libro hasta coleccionar bichos muertos dentro de él, no hay límites para el ensayo y error que propone la artista dentro de sus páginas: “Mi trabajo como artista, o autora, es tratar de que la gente rompa sus patrones habituales” cuenta Smith en una entrevista a la editorial Penguin.

Luego encargué por Amazon How to be an explorer of the World de la misma artista, donde cada ejercicio se encuentra abierto a la interpretación sin un orden determinado, en torno a un recorrido basado en la observación y resignificación de las cosas. Usar todos los sentidos en la investigación, describir y documentar hasta la boleta del metro es válido, pues el verdadero sentido reside en el proceso de concientización, a partir de la relación con un entorno constantemente activo. Invitaciones que se basan en la espontaneidad del actuar, mas que en un repensar, como un paréntesis entre lo rutinario. No hay que ignorar que cada uno de estos libros funciona como pieza/engranaje de una gran obra de arte de Smith; existiendo, en consecuencia, tantas posibilidades y soluciones como lectores/usuarios existentes, encargados de completar esta obra abierta. La dedicación al invertir un período de tiempo en intervenirlo, o simplemente consultarlo, sumado a colaboración por parte de la comunidad, conlleva a reflexionar en torno al rol del artista hoy en día, desde una perspectiva bastante poética.

Por esta razón, Keri Smith es mi ídola –a tal punto que en mayo de este año viajé y me compré en Barnes & Noble Mess y This is not a book– y no pretendo parar hasta coleccionarlos todos. En ese mismo viaje, compré 1 page at a time  de Adam J. Kurtz que sigue la misma lógica, y Love Listography de Lisa Nola. A través de 365 páginas, el diseñador canadiense invita a cambiar el celular por un lápiz para intervenir una hoja diariamente (mezclada con cierta cuota de ironía, que no deja de ser un buen paréntesis para finalizar el día), mientras que Listography funciona como una cápsula del tiempo.

Regalos-98

“Creé el proyecto de Listography porque a medida que vamos creciendo, los pequeños detalles se van desvaneciendo de a poco. Todos esos detalles nos hacen quienes somos hoy” comenta Nola en la introducción de su libro, lo que confirma el grado de introspección y autoconocimiento –al borde de la autobiografía– al que se invita a participar. La tarea reside en completar listas de distintos subtemas/situaciones propuestos por la autora, que van acompañadas de las lindas ilustraciones del artista Nathaniel Russell, transformando la experiencia completa en un deleite visual.

De esta manera, no sólo son libros interesantes, sino que también su cualidad de objetos los hace intrigantes y estimulantes para coleccionar. La mayoría de ellos se pueden conseguir por Internet, aunque también he visto algunos en la tienda Papelariaaquí en Santiago.

A nivel nacional, existe un creciente interés por parte de las editoriales independientes en la publicación de proyectos de la mano de artistas. Vasalisa Ediciones es un ejemplo de esto, quienes hace poco más de dos meses presentaron el lanzamiento de Florescencia, el libro para colorear con las ilustraciones de la artista chilena Camila León.

“Creo que este boom es un acierto muy positivo, porque nada mejor para un adulto que encontrar instancias donde pueda sentirse ‘más niño’ y perderle el miedo a los errores, conociéndose a si mismo a través de la autoexpresión, en este caso por medio de la aplicación del color (…). Es así como Florescencia apela a la libertad y a la identidad” cuenta León, quien se inspiró en la repetición al colorear como método de inducción a un estado de meditación, búsqueda/pérdida/encuentro del yo, proveniente de la cultura oriental.

Florescencia se puede comprar a través de la página de Vasalisa Ediciones y en la web de Depto51 . Además, el sentido de comunidad que gira en torno y emigra del libro a las redes sociales, donde los usuarios comparten sus resultados hashtags asociados (#jk1page, #wreckthisjournal o #florescencialibro) no deja de ser un fenómeno interesante y coherente a nuestro acontecer, y responde a una necesidad de retorno a antiguas prácticas.

 

Comentarios

comentarios