En 1979 —cuando ella estaba en el peak de su estatus como icono sexual— el artista pop la perpetuó interviniéndola en dos fotografías que él mismo tomó. Ese trabajo era uno de los tesoros de la ex Angel de Charlie y, supuestamente, uno de los objetos más valiosos heredados por ella a su alma mater, la Universidad de Texas.

Pero cuando Fawcett murió, la obra desapareció. Dos años más tarde el misterio se develó: un reality mostró la pintura en el dormitorio de Ryan O’Neal. También su hija Tatum la mencionó en su libro, irónicamente titulado, Found (‘Encontrado’).

Wp-farrah-450

Los investigadores de la universidad exigieron el cuadro. El actor de Love Story se niega. Alega que su ex quería que el único hijo de la pareja se quedara con éste.

Uno de los nombres que lidera la pugna por parte de la institución es Greg Lott. Se trata de un ex compañero de clases que reveló que fue pareja exclusiva de la estrella hollywoodense por once años. Luego de mostrar cartas de amor, enfatizó que conocía sus deseos tras la muerte. Un tribunal de Los Angeles decidirá el destino de esa rubia con sonrisa perfecta que los mirará desde el cuadro.