Un beso con el labial rojo que usaba Frida, es la firma en una de las cartas que escribió para el que fue el gran amor de su vida: el artista mexicano Diego Rivera, y que permanece casi intacto en el papel. Este documento fue lo que motivó a realizar la exposición Correspondencias, archivos y fondos del Cenidiap (Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información de Artes Plásticas), que reúne más de 155 documentos, algunos inéditos, incluyendo facsímiles, fotografías, videos, audios e incluso se puede leer una carta de 12 páginas escrita por la artista latinoamericana al pintor, que revive la íntima relación que mantenían y la particular personalidad de Kahlo. “Como siempre cuando me alejo de ti me llevo en las entrañas tu mundo y tu vida y de eso es de lo que no puedo recuperarme. Te adoro con toda mi vida”, es lo que se lee en una de las tantas cartas que Frida le escribió a Diego.

La muestra estará abierta al público desde el 6 de mayo hasta el 17 de julio, en el Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo. El lugar fue el hogar de la pareja desde 1934 y fue diseñado y construido por el artista mexicano Juan O´Gorman. La casa resulta atractiva no solo por su arquitectura, conformada por cuatro edificios, sino que además por la historia que albergan estas paredes. Es por eso, que desde 1986 se transformó en museo, para que el legado de los artistas perdure en el tiempo.

La exposición se divide en cuatro temáticas, las mismas que atravesaron la vida de esta pareja y nos introducen a su vida más íntima donde no es la obra la que se destaca, sino la huella que dejaron a través de su historia y momentos que definieron su influencia en la cultura latinoamericana.

Así, los cuatro ejes del museo son: formación y trabajo; poder y política; amor y amistad; enfermedad y muerte. En cada una se encuentran diversos documentos, como un telegrama de Diego Rivera que envió al presidente Lázaro Cárdenas (1895-1970) protestando por la destrucción de un mural de Juan O’Gorman en el antiguo aeropuerto de la Ciudad de México, entre otros. En el archivos de la sección “Amor y Amistad”, uno de sus documentos más antiguos es una fotografía inédita del pintor a los cuatro años, en 1890. Eso además de un cortometraje de la vida de Rivera, realizado en 1952.

También se podrá conocer el documento oficial donde Diego confirma la muerte de Kahlo y un mensaje que el artista le escribió a sus hijos antes de morir para pedirles que sus cenizas las dejaran junto a las de Frida.

Una historia de amor que estuvo marcada por la pasión, así como también las numerosas infidelidades del pintor, que sin embargo, no fueron obstáculo para mantenerlos enamorados hasta el último momento de sus días.