Andrea Rodríguez Vial (31) es Licenciada en Artes de la P. Universidad Católica de Chile, y realizó una magíster en la misma institución. Por estos días se puede ver su obra en la Galería Madhaus. Sus últimos trabajos giran entorno a dinámicas del comportamiento humano contemporáneo –lo cual puede sonar muy denso de llevar a cabo en una obra plástica– específicamente las que tienen relación con el abuso indiscriminado de la estetización en la publicidad y el maltrato animal. Para esto Andrea ha sabido utilizar las materialidades y estéticas correctas que acompañadas de ironía, no dejan indiferente a nadie y lo mas importante, integra a diferentes tipos de públicos.

Un cuerpo de conejo en cerámica, impecablemente blanco y lustroso, podría pasar por un objeto clásico si no fuera porque en vez de que desde su cuello continuara su cabeza, nos encontramos con unos “dientes” largos y preciosamente dorados, que por una parte atraen pero que al mismo tiempo producen rechazo. Ese es el tipo de obra en la que esta trabajando Andrea Rodriguez en el último tiempo. Self Defence no podría haber sido un mejor título para la serie en la que este objeto forma parte junto con otros animales que están configurados bajo la misma lógica.

Wp.-conejo-dientes-450

Andrea reconoce que su paso por la licenciatura fue más bien una etapa de exploración y experimentación, sin muchas ambiciones ni un norte claro de qué era lo que quería hacer. No fue hasta el magíster en Artes que realizo después donde se sintió presionada a crear obras que le hicieran más sentido a sus inquietudes. Para Andrea, el qué se dice parte desde la observación de su entorno, inmediato, y no tanto. Si bien, no descalifica el “arte por el arte”, le hace más sentido trabajar con inquietudes generales que particulares. Esto hace bastante sentido cuando reviso parte de su obra la que trata temas tan diversos como la pedofilia, la religión, el maltrato animal o bien la publicidad. Es evidente que hacerse cargo de temas de esa índole no es fácil, ya que es muy tentador caer en el cliché. Pero Andrea ha logrado abordarlos desde una estética que invita al espectador a acercarse y de esta manera dar pie a la reflexión… ¿Cómo lo logra? siendo aguda, crítica y con un muy buen oficio.

Wp-cerámica-450

Para lograr que el  mensaje sea coherente con la materialidad, Andrea Rodríguez ha indagado desde miniaturas hasta verdaderos escenarios enmarcados como si fueran vitrinas de museo. Independiente del formato de sus trabajos, estos están siempre ligados a dinámicas postmodernas de nuestra sociedad y que sean de interés crítico para ella. Así como existen artistas que prefieren hablar desde sus intereses particulares, contamos con otros como Andrea, que optan por desarrollar su rol de artista como un mediador para transmitir mensajes y reflexiones.

Gracias a un acercamiento familiar a la cerámica, Rodríguez encontró en ella un alto potencial para que fuera parte de su trabajo. No lo vio de inmediato, ya que la carga material era bastante fuerte, y como no, si los objetos de porcelana  y cerámica son parte del imaginario colectivo local y tienen su lugar en la tradición, incluso en el ámbito conservador. Finalmente Andrea terminó utilizando esa característica a favor, ya que desde una primera instancia produce un acercamiento al espectador con la obra, porque, ¿quién no ha tenido un experiencia estética con un objeto de cerámica? Sabemos que las nuevas generaciones menos, pero aún en el 2014 es un material añorado, ya sea por nostalgia o por moda vintage, se reconoce y se puede sentir su cercanía. Es quizás eso lo que produce un pequeño ruido al ver su serie Eat Me before is too late, ya que por una parte el tamaño de la escultura le brinda presencia, y su textura aparentemente suave, dulce y apetitosa, se va disolviendo a medida que se recorre. La mayoría de los trabajos de Andrea funcionan con una lógica de “velos”,  y creo que ese es un buen termino para definirlo, ya que más que capas herméticas que hay de descifrar, basta con darse el tiempo de recorrer y de ser agudo en los detalles para ir develando la reflexión a la que apela.

Wp-caps-450

Si desea ir a ver una obra que no deja ninguna decisión al azar, puede dirigirse a la Galería Madhaus y ver el trabajo de Andrea Rodriguez Vial, quien en los próximos meses realizará una exposición en el mismo lugar.

Dónde: Galería Madhaus, Tegualda 1509, Factoría Tegualda

> Más información www.andrearodriguezvial.com

Comentarios

comentarios