El nombre del colectivo “arMO”, conformado por siete jóvenes artistas chilenos, proviene de la mezcla de ideas, contenidos y palabras que hacen referencia a lo que son y lo que buscan, entre ellas arte y movimiento, como afirman en su página web. La idea de movimiento hace sentido con su iniciativa de promover, informar y guiar en temas relacionados con las artes visuales y que de esta manera, sean una ayuda a sus colegas, en especial a los emergentes. Son un grupo de artistas que si bien sus carreras en este momento van en ascenso, tienen muy claro sus inicios y contexto de partida, ha sido el mismo para todos. Si ellos pueden facilitarle el recorrido de este camino a personas que desean un rumbo similar, están dispuestos a hacerlo. Ya sea desde sus Tertulias –una de las secciones que contiene su página web–, publicando el trabajo de artistas emergentes o simplemente difundiendo información de convocatorias.

Wp-Andrea-Rodríguez-450

Hace poco menos de un año, un grupo de chilenos fueron seleccionados para ir a la bienal. Siete de ellos forjaron una amistad y al poco andar se dieron cuenta que daba para mucho más. Muy buenos artistas, con ganas de ayudar a profesionalizar sus oficios. Fue así como a partir de conversaciones y debates sobre el circuito del arte local, detectaron la necesidad de una red de apoyo entre ellos, creando un colectivo que, más que hacer obras con temáticas transversales, realizan correcciones de taller en conjunto y difunden información para sus colegas.

Wp-coliseo-450

Asistir a la bienal de Florencia fue el punto de partida para este colectivo. En ese lugar, a parte de ser una buena vitrina internacional, tuvieron la oportunidad de compartir con otros artistas, ampliar sus miradas, y como bien lo hicieron ellos, crear amistad y apoyo entre pares. Para Isidora Villarino, Andrea Rodriguez, Dominique Schwarzhaupt, Jacinta Besa, Marco Bizzarri, Luisa Granifo y Pilar Elorriaga, fue inevitable que en sus momentos de conversación salieran a flote temas como la difusión del arte en Chile, como hacer carrera en el campo de las artes visuales o por qué los artistas no se apoyan entre ellos. Este ultimo tema es uno de lo que su colectivo se hace cargo y que me gustaría destacar.

Wp-rayas-de-colores-450

 

 

Ellos terminaron creando un colectivo de arte, lo que para muchos se limita a crear obras con asuntos transversales, pero ellos fueron más allá. Si bien tienen un sitio web donde se dan a conocer cada uno de ellos y sus obras, es en esa misma plataforma que difunden –generosamente– información de convocatorias, exposiciones nacionales e incluso en la sección Tertulias, entrevistan a artistas y difunden su trabajo. Sin duda se agradece su generosidad y ganas de aportar al medio artístico nacional, ya que los que trabajamos en éste o intentamos hacerlo, sabemos bien que es un camino en gran parte solitario y aunque algunos han tenido la suerte de recibir el feedback de su familia o compañeros de la escuela, nunca será lo mismo como recibirlo desde alguien que esta “en tus mismos zapatos”, y que por lo demás desea que te vaya bien. Cuando uno esta al mismo nivel profesional que sus propios amigos, se hace difícil asumir que tendrán que competir en una convocatoria, en especial si desarrollan la misma disciplina, y es que pese a esos sentimientos encontrados en los que el colectivo arMO ha querido trabajar, están muy conscientes que no todos siempre estarán en el mismo lugar, ni serán llamados a las mismas exposiciones. Por eso, lo destacable de su dinámica es acompañarse en este recorrido, en esas esperas y en esos triunfos.

Wp-tertulias-450

Es un hecho que su página web no es la única que recopila y difunde información atingente a los intereses de personas que desean desarrollarse en el medio artístico. De hecho, existen varios sitios web de instituciones como la Facultad de Artes de la Universidad de Chile o la del Ministerio de Cultura, las que acostumbran a hacerlo, pero casi no hay una plataforma que lo difunda desde los mismos protagonistas. Algunos pueden opinar que no es el rol del artista ser difusor sino creador, pero una vez más nos ayuda a verlo como un emprendedor, en un contexto como el nuestro, en el cual aún no está consolidada una industria creativa sólida y todavía existe un prejuicio a los artistas como profesionales pasivos. arMO es una muestra y un ejemplo de las nuevas generaciones que tienen claros sus objetivos y son consecuentes con lo que quieren. Basta revisar su página y ver el material que han publicado o simplemente hablar con alguno de sus integrantes para darse cuenta lo cercanos y auténticos que son cuando hablan de ayudar y apoyar a los artistas, y no desde un “olimpo” de artistas consagrados, si no desde el lugar de personas que han adquirido experiencia y quieren compartirla, como también aprender de los demás.

Wp-rostro-450

Este colectivo ha venido para quedarse. Al poco tiempo de haber sido creado, ya tienen una exposición fijada para enero en la Galería MADHAUS y fueron premiados con un Pop up spaces en la Feria de Arte Contemporáneo Ch.ACO que se realizará en octubre.

Comentarios

comentarios