Hace unos días se realizó una exposición diferente, en que la muestra era el proceso, el ir viendo día a día el desarrollo. Fueron 12 días de trabajo, donde Conchita Balmes, junto a su equipo conformado por tres jóvenes artistas visuales: Gracia Castillo, Carlos Apablaza y Matías González, se tomaron las paredes de la galería 13 y los fueron transformando en un gran mural llamado “América Imaginaria”.

Día a día, los muros se fueron llenando de vida y significados, imágenes de cielo, animales, plantas y mar. Conchita Balmes comenta, “para nosotros los artistas, la obra es el proceso, el crecimiento y la transformación.

“Intervención 13, América imaginaria” es un proyecto que nace de la necesidad de mostrar el proceso de creación de una obra desde sus inicios hasta su término. Una propuesta que muestra el proceso creativo como un objetivo en sí mismo.

Wp-Mural-450-2

Como expectador era muy interesante el poder ir viendo a estos artistas día a día como iban creando la obra, el poder verlos trabajar en situ, el saber trabajar en equipo, el como cada uno iba aportando con su estilo y manera de hacer, yo de verdad lo gocé.
Fui varios días, para poder verla en sus distintas etapas. Hasta que llegó el momento en el que la obra llegó a su fin y la galería 13, se transformó en un mágico lugar.

Lo impactante para todos era que esta obra solo duraría pocos días, ya que con esa intención fue creada. A su término, la pudimos apreciar antes de que fuera tapada con pintura blanca.

wP-mURAL-450-3

Como dice Conchita, esto fue como el mándala tibetano, en el que laboriosamente millones de granos de arena de colores son colocados cuidadosamente para dar forma a imágenes simbólicas, para posteriormente barrerlo.

Todo el proceso, desarrollo y fin de la obra, fue registrado por Pablo Trujillo.

Para mí fue muy interesante el haber sido espectadora de esta obra, les dejo el registro audio visual para que lo puedan ver:

Comentarios

comentarios