Bautizó su torre como Inmobiliaria Babel: la pieza principal que José Manuel Délano presentará en la galería La Sala a partir del 16 de octubre. Bajo la sombra de su instalación de bloques con la iconografía de un edificio icónico de Santiago, el artista suma técnicas de bordado, collage, video y platos serigrafiados. No es más que la crítica ante la ambición que busca tocar el cielo a cambio de mucho dinero. “Todo parte del análisis sobre la nula valoración del patrimonio frente al hombre que bota y demuele”, dice Délano.



Por qué traer al presente este pasaje bíblico. “Es una metáfora sobre los tiempos actuales. Habla del inversionista poderoso, aquel que quiere ser más grande que los demás y llegar al cielo incluso cruzando todos los límites naturales”. Además se exhibirán escombros de hormigón armado bañados en oro que serán rematados como si fueran muestras arqueológicas de la mismísima Babel.  El recorrido presenta un discurso visual que se remitirá a los mismos textos de la Biblia, pero que esta vez estarán escritos a través de bordados dorados. Una peregrinación sacra que documenta caída y reconstrucción, además de una serie de pasaportes que pertenecen a  los ciudadanos de esta mítica república de Babel.

El artista, que anteriormente intervino calles en la Bienal de Venecia junto al grupo VPS (Santiago Elordi) con la proyección de frases de crítica social y montó ocho enormes animales africanos en el Centro Cultural Palacio La Moneda, esta vez reflexiona sobre aquella Babel y su castigo divino: la incomunicación. “Pero que también fue una catarsis: cada uno migró para dar origen a todas las culturas y civilizaciones”.