Caras

Archive for June, 2017

Exclusivo #CarasAdDA 30 años de su muerte: Warhol, ni tan pop

Posted on: June 28th, 2017 by Sonia Lira

Un estacionamiento pintado de rosa da la bienvenida a The Andy Warhol Museum en Pittsburgh. También un quiosco que es una caja de detergentes marca Brillo. Este y otros detalles anuncian que el lugar guarda sorpresas para sus miles de visitantes, atraídos por la obra del más famoso exponente del Pop Art.

Jamás perder el contacto con una realidad que transformó a su antojo. Ese fue el máximo deseo de Warhol y que las autoridades del museo le concedieron al instalar una cámara de internet que transmite en vivo 24/7 desde su tumba ubicada al sur de la ciudad. Su famosa frase “15 minutos de fama” se convierte en una eternidad cuando uno conecta con este proyecto titulado Figmentt (quimera), palabra que eligió como epitafio.

La otra vía por la que sigue vigente es la reinterpretación de cada una de sus pinturas, serigrafías, películas y objetos. Obras que parecen diseñadas a propósito para comentar al vertiginoso ritmo en que hoy circula la información por redes sociales. Por ejemplo, las pinturas de las torres Trump hoy guardadas en las bodegas del museo y que el presidente de EE.UU. nunca pagó tras devolverlas diciendo que los colores no combinaban con su decoración. La única vez que estas desconocidas pinturas fueron pedidas para una exhibición fue por Corea del Sur, país obsesionado con las marcas y donde el imperio inmobiliario del mandatario es importante.“En los 70 y 80, si eras una persona rica y famosa debías tener una obra de Warhol. Era un símbolo de estatus”, explica Patrick Moore, director del único museo en EE.UU. dedicado sólo a un artista.

1998-1-13_mas_01

Es curiosa la casi relación que entablaron estos personajes. Ambos entendieron la importancia que tendrían los medios de masas en la formación de una marca. Los dos además resultaron ser excelentes hombres de negocio. De hecho, Trump ha citado en varias ocasiones una de las frases más controvertidas de Andy Warhol: “Ser bueno en los negocios es el tipo de arte más fascinante”.

Pero Moore se apura en hacer un contrapunto: “Andy era una persona amable (…) Además, una de las cosas que más evitaba era la confrontación… y ya sabemos cómo esto le gusta a Donald Trump”.

El artista era tímido y le costaba enfrentar a la gente. Prefería usar anteojos oscuros y responder públicamente con monosílabos. Esto podría parecer contradictorio con alguien que animó la escena neoyorquina y siempre mantuvo contacto con su familia y amigos. Por eso Moore se atreve a apostar a que Andy hubiese adorado las redes sociales.

“Llamaba mucho a sus amigos para preguntar, por ejemplo, cómo iba la fiesta. Con Facebook podría hasta mirar lo que estaba pasando. Usaría las redes como una extensión de sí mismo. ¡Y hubiese sido muy difícil mantener su atención porque todo el tiempo habría estado conectado!”, dice riendo el director del edificio que en sus siete pisos y subterráneos alberga el mayor legado del artista.

Murió por complicaciones tras una operación de vesícula. Se supone que era de rutina. El problema es que Warhol era un hipocondríaco y retrasó lo que más pudo su ingreso a pabellón.

Mientras tanto, en su propia ciudad The Andy Warhol Museum explora su faceta más humana y desconocida. My Perfec Body, por ejemplo, expuso cruda, pero bellamente los objetos de uso diario de este hombre menudo y frágil (pasó gran parte de su infancia en cama debido a una enfermedad neurológica) en constante conflicto con un cuerpo. Todavía se pueden observar sus cremas, cepillos, pastillas. Sus obsesiones.

En medio de todo, es un diminuto corsé que debió usar tras sufrir un atentado el artículo que se roba la película. “Es fascinante observar como una persona tan pequeña pudo construir todo esto”, dice Moore.

En estos momentos se exhibe Stars of The Silver Screen, una muestra de la colección de objetos sobre celebridades, por ejemplo, la foto de Marilyn que luego convertiría en una obra encuadrándola a la usanza de la iconografía cristiana oriental que tuvo en él gran influencia luego que su madre le enseñara a dibujar ángeles y santos mientras permaneció enfermo.

GettyImages-162930059

“Siempre estuvo muy unido a su familia (inmigrantes eslovacos) y hasta el final mantuvo contacto con su gente, aquí, en Pittsburgh”, cuenta su prima Christine, quien acudió a la inauguración junto a otros familiares.

Warhol tuvo también un lado intenso, sombrío y que conectaba con la religión. Es su lado menos popular y el más admirado por Moore: “Su obra fue una constante reflexión sobre la vida y la muerte. No es sólo sobre celebridades y envases de detergentes. Esto es parte de su legado, claro, pero hay una parte oscura que me parece más relevante y decisiva”.

Y a continuación elabora una lista con sus tres trabajos favoritos: Electric Chair; la serie Skull y The Last Supper, donde la obra de Da Vinci es intervenida con signos comerciales y masculinos junto a la frase The Big C.

“¿A qué se refiere Andy con The Big C? ¿A la gran crisis? ¿Al catolicismo? No, Warhol nos habla del Sida y alude a un titular de The Washington Post que llamó a la enfermedad el Gran Cáncer. Estaba de luto por su amante, rodeado de muerte en Nueva York”, reflexiona Moore mientras admira una Skull en la pared.

Radiohead, cuando veinte años no son nada

Posted on: June 28th, 2017 by Rodrigo Astorga

Resulta curioso como hay ciertos discos, que con el paso de los años ganan en importancia por su propuesta musical vanguardista, pero también por el discurso de sus letras, que en su momento resultó incomprendido.

Cuando Radiohead lanzó OK computer en 1997, ya tenían un buen número de seguidores que habían encontrado sentido en muchos de los mensajes de Thom Yorke colocados en singles como Creep, High and Dry o Fake plastic trees. Su tercer disco: Ok Computer vino a desmoronar gran parte de ese nuevo mundo creado por esta banda surgida a fines del siglo pasado, pero abrió el camino a uno nuevo, musicalmente aún más interesante.

A 20 años de su aparición, Radiohead lanzó la semana pasada OKnotOK, la edición aniversario de su álbum más trascendente. Un disco, que como muchos expertos sostienen, anticipó la alienación del mundo por la tecnología y la internet.

Ok computer fue un disco innovador desde todo punto de vista, revivió por ejemplo, el uso del Mellotron un instrumento propio de las grandes bandas progresivas de los setenta, cuyo sonido de cuerdas emulaba a una orquesta, sumó elementos electrónicos y atmosféricos cercanos al krautrock y la guitarra de Jonny Greenwood se volvió imprescindible y convirtió a Radiohead en el modelo a seguir para bandas como Coldplay, Muse o Keane.

Hace unos días en el tradicional festival de Glastonbury, Radiohead realizó uno de los grandes shows de este año, que coincidieron con esta reedición y además con una dedicatoria muy especial de Thom Yorke. Su pareja de más de dos décadas Rachel Owen, murió en diciembre pasado a los 48 años producto de un cáncer. Aunque llevaban un tiempo separados, la madre de sus dos hijos, fue según propia confesión de Thom, la gran inspiración y apoyo en su vida.

En estos días de invierno frío, oscuro, las melodías de Ok Computer vuelven a tomar sentido, escuchar No suprises, Karma Police, The tourist y Paranoid Android son un mensaje al pasado que se hizo carne en el 2017.

OK computer es un disco vigente e imprescindible para entender la evolución de la música británica y Radiohead se encargó de hacerlo aún más atractivo dos décadas después con la inclusión de I promise, Man of war y Lift, temas inéditos que vieron la luz por primera vez y que se escuchan sorprendentemente actuales.

La clave de la buena música es que trasciende y se deja valorar aún más con el paso de los años.Radiohead está más vivo que nunca con lo más nuevo de su repertorio, pero también con el mejor de sus discos.

Anita Córdova: cambio de vida

Posted on: June 28th, 2017 by Germán Romero

Hasta el año 2014 Anita Córdova fue una destacada periodista que desarrolló una exitosa carrera donde la credibilidad, el rigor y la ética fueron su principal característica. Reportajes de investigación, conducción de noticieros e incluso la corresponsalía de guerra la llevaron a cubrir conflictos armados donde su vida estuvo en peligro más de una vez. Hoy, eso es cosa del pasado. A punto de cumplir cincuenta años, se reinventó y toda su energía, curiosidad y ansias por descubrir la llevaron a un rumbo que jamás imaginó. Renunció a su trabajo de 23 años en Canal 13 y se fue de viaje sin un itinerario fijo.

A pesar de que su decisión parece radical, Anita confiesa que fue un proceso paulatino que se inició cuando sintió que ya había cumplido un ciclo como periodista, y la necesidad de reinventarse se hacía más fuerte. Razones familiares y personales (su hija se mudó sola) se convirtieron en el motor del cambio: “Me conecté conmigo y pensé en qué era lo que yo realmente quería hacer. A mí siempre me había gustado viajar y la idea de hacerlo sin un rumbo se fue transformando más que en una aventura, en una necesidad. Les dije sí a mis anhelos. Me atreví a dar el salto”, cuenta.

IMG_1718

Un día, y sin consultarle a nadie, siguió su instinto y se sentó frente a su computador con la idea fija de comprar un pasaje a Tailandia. “Me temblaba la mano. Era el primer viaje que hacía sola, era personal, para mí, para mi alma. Tenía muchos miedos, pero apenas llegué comencé a descubrir un lugar fascinante. Luego de tres meses volví a Chile con la sensación de que había sido poco tiempo. Ya sabía lo que quería hacer el resto de mi vida”, dice.

Una vez en Santiago y completamente segura, puso en venta su casa y todo lo que tenía para partir nuevamente: “A mucha gente le costó entender que dejara mi carrera y todo lo que construí por perseguir mis sueños. No es fácil reinventarse. Hay que ser valiente y tener cojones, le dije sí a atreverme a cambiar la piel, a cambiar de vida”, afirma.

En julio del año pasado viajó a España para hacer el Camino de Santiago de Compostella. “Quería pensar, meditar, estuve caminando 800 kilómetros. Un camino místico y mágico. Lloraba del dolor de pies, pero entendí que no necesitas nada para ser feliz, regalé mis cosas y me quedé con lo mínimo”.

IMG_1656

Mientras recorría Europa, la llamó un periodista para saber si era cierto que había vendido todo. A los pocos días era la portada de un diario y el titular se transformó en su vida: Viajo sola y me encanta. Fue durante esos siete meses por Europa y Asia que Anita comenzó a escribir para sus seguidores en las redes. A través de su fan page de Facebook e Instagram,@Viajosolaymeencanta 
la periodista comparte experiencias, reflexiones y datos de los lugares que visita. “Voy contando en vivo cómo va mi viaje. Dije sí a reinventarme con lo que me gusta hacer: contar historias”.

Como una forma de agradecer todo el cariño que recibió en redes sociales a su regreso ideó unas Charlas Viajeras, donde mujeres de todas las edades asisten a escuchar su historia motivacional. “Llegan en busca de inspiración, alguien que les diga que se puede”.

Elefantes-en-Tailandia-2

 

Por este mismo motivo hoy la periodista se encuentra concentrada en un nuevo proyecto que la tiene fascinada, está organizando un viaje para llevar a mujeres a la India y asistir a la Fiesta de las Luces, que se celebra en octubre y es el año nuevo hindú. “Quiero empoderar a otras mujeres a que se atrevan a viajar sin importar la edad o los prejuicios. Que compartan mi pasión”.

#CarasAdDLa isla perfecta

Posted on: June 28th, 2017 by Felipe Villagrán

Los primeros habitantes de la Polinesia llegaron a estas tierras, hace cuatro mil años, siguiendo las estrellas. Venían desde el Sudeste Asiático y se instalaron en las afueras del archipiélago de las Islas de la Sociedad. Mucho más tarde, en 1722, el holandés Jakob Roggeveen fue el primer europeo en alcanzar una isla (la pequeña Maupiti). Después fue Samuel Wallis, en 1767, quien descubrió Tahití. Pero a 42 kilómetros de allí aún se encontraba un sitio sagrado, solo reservado para la gente local. Tetiaroa era el lugar para la familia real Pomare, donde se decía que los dioses y antepasados bajaban a la Tierra para visitar los templos.

Desde 1965, el derecho de uso de la propiedad ha pertenecido a la familia Brando. “Tetiaroa es hermosa más allá de mi capacidad de describir. Uno podría decir que es la tintura de los mares del sur”, así fue como Marlon Brando quedó atónito con la belleza del lugar.

Marlon-Brando-Mutiny-on-the-Bounty

 

Llegó allí a grabar la película Rebelión a bordo, pero el actor no sabía que se iba a enamorar por partida doble durante el rodaje. Tarita Teriipia era una camarera que audicionó para el casting y obtuvo el papel de Maimiti, la hija del rey de la isla y, a la vez, pareja de Brando. El amor surgió al instante, ella se convirtió en la tercera esposa del estadounidense y él conoció Tetiaroa. El sueño de Brando fue adquirirla y crear en ella su propio paraíso, manteniendo la isla en su estado más puro. Tras largas negociaciones firmó un contrato de arrendamiento por 99 años. Por décadas Tetiaroa fue el secreto escondido de Brando que sólo conocían sus amigos.

En 2014, diez años después de su muerte, y de la mano de Beachcomber Pacific Group, nació The Brando en su honor. Un resort —ambientado en playas de arena blanca y cocoteros— de seis kilómetros de superficie, conformado por 13 islotes que encierran una laguna de agua turquesa de 30 metros de profundidad. A 20 minutos en avión desde Tahití, cuenta con 35 villas aisladas, con piscina privada de borde infinito, dos restoranes, un spa, un huerto ecológico, cancha de tenis, biblioteca y un centro de investigación del medio ambiente.

Todo lo que se ve a la redonda es naturaleza: existen más de 167 especies diferentes de animales marinos que pueden ser vistos desde las costas. Ballenas que se detienen para sus migraciones anuales, delfines que saltan en la orilla. Mientras que en ciertas temporadas las tortugas marinas depositan sus huevos entre las arenas de coral bajo los árboles.

Y para los amantes de las aves, hay un motu (islote) que rodea la laguna —el Tahuna Iti—, llamada la isla de pájaros, donde hay aves marinas y terrestres que no existen en otras partes del planeta. El escenario envidiado por cientos de científicos que cada año visitan sus tierras para seguir descubriendo uno que otro secreto escondido.

P1140816

La preservación del ecosistema es un legado de Brandon y una decisión del resort. Por ejemplo, el ciento por ciento de la energía utilizada es amigable con el medio ambiente, intentando no intervenir con la naturaleza que los rodea. De hecho, la bienvenida al hotel es con una bicicleta, la única herramienta necesaria para explorar lo largo del borde exterior.

La promesa es una: sin importar cuanto recorras, te sentirás como la única persona en este planeta. La combinación perfecta entre tierra nativa y lujo.

A cargo de la comida está el galardonado chef Guy Martin, dueño del restorán Grand Véfour de París, que tiene tres estrellas Michelin. Todos los productos utilizados son producidos en la plantación orgánica que tienen en el mismo islote.

The Brando se hizo más visible después que Barack Obama lo eligiera para pasar unas vacaciones al dejar la presidencia de Estados Unidos y luego de que Pippa Middleton y su marido James Matthews pasaran su luna de miel en uno de sus motus.

La derecha caníbal

Posted on: June 28th, 2017 by Juan Andres Quezada

El violento debate presidencial protagonizado la noche del lunes por Sebastián Piñera, Manuel José Ossandón y Felipe Kast –quienes competirán este domingo para representar a Chile Vamos en la próxima elección presidencial– sorprendió a los más jóvenes y recordó en los televidentes mayores de 40 años las sangrientas disputas que han existido al interior del sector. Porque la historia reciente de la centroderecha está plagada de deslealtades, complots y traiciones.

Quizás todo parte en marzo de 1988 cuando Jaime Guzmán denunció graves irregularidades en la elección de la directiva de Renovación Nacional, por lo que el ideólogo del gremialismo fue expulsado sin compasión del recién nacido partido, entonces liderado por Sergio Onofre Jarpa. De ese primer quiebre nace la UDI y la eterna disputa entre conservadores y liberales que se repetiría durante toda la transición.

Cuatro años después, la noche del 23 de agosto de 1992 estalló en la centroderecha el “kiotazo” protagonizado por Sebastián Piñera y Evelyn Matthei, quienes competían para ser la carta presidencial del sector. Otra historia de espionajes telefónicos, intrigas y mentiras.

Un caso más fresco sucedió en 2013: el llamado “derechazo”. En sólo cuatro días la UDI con el apoyo del gobierno de Piñera –y la participación de varios de sus ministros– derribó al entonces candidato presidencial independiente Laurence Golborne para reemplazarlo por Pablo Longueira.
Todos estos casos y muchos otros más hicieron que la prensa política asociara el término “canibalismo” en la centroderecha.

La noche del lunes recien pasado, Piñera, Ossandón y Kast volvieron a mostrarle en directo a todo Chile que el canibalismo continúa vivo y que la anhelada unidad del sector no es real.
Lo más grave para algunos analistas es que las disputas en el debate no fueron entre un UDI y un RN, como antes. Tampoco entre liberales y conservadores, quienes en el pasado se enfrentaron por temas valóricos. Menos por diferencias programáticas.

Las descalificaciones fueron “mentiroso profesional”, “ignorante”, “populista”, “saltarse la institucionalidad”, “estuviste preso no por lindo…” que, sin duda, alejarán más a los votantes y harán más compleja la integración de los tres equipos tras las elecciones primarias.
En una carrera presidencial que parecía ganada para la centroderecha, el canibalismo y la falta de pragmatismo hoy la vuelve a poner en duda.

>Revisa el debate completo aquí: