Caras

Archive for May, 2017

Chris Cornell: La maldición de Seattle

Posted on: May 31st, 2017 by Franco Fasola

A los 52 años, Chris Cornell parecía ser un hombre que venía de vuelta. Padre de familia devoto, sus dos hijos Christopher y Toni junto a su mujer Vivky Karayiannis, y su hija mayor, Lilian Jean, de su anterior matrimonio,  eran el núcleo del vocalista de Soundgarden, Audioslave y otros proyectos, incluso algunos extramusicales, como fundar un restorán en París llamado Black Calavados.

Superadas las adicciones que se llevaron a varios de sus camaradas hace ya varios años, Cornell estaba completamente activo, dejando una canción para la película The Promise, sobre el genocidio del pueblo armenio y había visitado hace poco un campo de refugiados en Grecia.

Captura-de-pantalla-2017-05-22-a-la(s)-11.43.53

Pero mientras muchos veían con alegría el retorno de una de las bandas de rock más importantes de los últimos 30 años y con ello a una de las voces más respetadas de la historia, Cornell tenía otros planes. Luego de subir a escena con Soundgarden por última vez en el Teatro Fox de Detroit, tomó una dosis mayor de Ativan (lorazepan), un ansiolítico que usaba como medicamento según declaró su mujer, que todavía no entiende cómo el cantante se ahorcó tras el show, que horas antes terminó con señales que ahora se leen claras  en las letras de uno de sus primeros éxitos, Slaves and bulldozers del disco Badmotorfinger, uno de lo que dio el puntapié inicial a una generación de músicos como Nirvana o Pearl Jam.

Como si fuera un final completamente pensado, la presentación que cerraba el inicio de una gira mundial de Soundgarden se fundía con un coro de In my time of dying, un clásico de la música góspel que inmortalizó Led Zeppelin, con la que Chris Cornell (52) lanzaba en vivo la última palada a su tumba: “Cuando yo me muera/ no quiero que nadie esté triste/ Todo lo que quiero que hagas/ es llevar mi cuerpo a casa”.

Mientras su mujer e hijos se quedaban con la idea de unas vacaciones para el Memorial Day que estaban preparando, la maldición de Seattle volvió a caer sobre uno de sus hijos ilustres.

Las lecciones que dejó la tragedia de Manchester

Posted on: May 31st, 2017 by Rodrigo Astorga

La tragedia de Manchester en el concierto de Ariana Grande, reabrió el debate sobre las reales medidas de seguridad que se toma en este tipo de eventos masivos. Y la discusión no solo empezó en Europa, sino también en Chile.

Como asiduo asistente a recitales, siempre he tenido muchas críticas en la forma en que las productoras abordan el sistema de venta de entradas, entrega de cortesías y también de distribución de ubicaciones en los diferentes recintos. Sin ir más lejos, hace un tiempo durante el recital de Kraftwerk en el Teatro Caupolicán fue notorio el sobre aforo, al punto, que quienes estábamos ubicados en los palcos debimos ver como se ingresaba gente a la fuerza que quedaba de pie y encima de quienes estaban sentados.

Hoy existen dos grandes tipos de eventos masivos en Chile, el fútbol y los recitales, y es incomparable las exigencias que hay para uno y otro lado. Algunos me dirán, que el fútbol tiene barras bravas, pero eso no es excusa para observar la permisividad que hay para la organización de recitales.

Lo malo es que pasamos por extremos, mientras hay conciertos como el de Black Sabbath donde la cantidad de Fuerzas Especiales de Carabineros era exagerada, en otros, la ausencia de seguridad es notoria.

En Europa lo de Ariana Grande, ya motivó impulsar medidas como la revisión exhaustiva de los asistentes, impedir que lleven mochilas o bolsos. Y sobre todo realizar una acuciosa revisión de las identificaciones.

En Chile, para ir al fútbol es necesario que el carnet sea validado y no tenga impedimento de ingreso, lo que ha motivado que el público sepa que debe llegar con la debida antelación. En el caso de los recitales, no hay una estructura o criterio común. Sería muy conveniente que así como se creó la ley 19.327 y su reglamento, que regula los espectáculos deportivos, se haga lo propio y se busque un marco regulatorio para los espectáculos masivos. No puede ni debe cada productora tener un librito o manual en el cual regula o controla un show de acuerdo a sus parámetros. Si bien hay supervisión de Carabineros, el informe de factibilidad que realiza la institución, no siempre es tomado en cuenta por los organizadores.

Lo ocurrido en Manchester abre una puerta no para la histeria colectiva o una sensación mayor de inseguridad que de por sí, ya tenemos, sino la necesidad de elevar las condiciones para quienes pagan altas sumas de dinero para asistir a un recital. La experiencia debe ser más controlada, sobre todo porque, aunque parezca que estamos lejos, en un mundo globalizado, las acciones terroristas no necesariamente tienen que venir ligadas a motivos religiosos y cualquier puede tener un día de furia y provocar una tragedia y siempre será mejor reducir los riesgos al mínimo.

¡Cuánto pesan los “porsiacaso”!

Posted on: May 31st, 2017 by Tatiana Ramírez

¡Llegué! Hace ya casi dos semanas que estoy de vuelta en mis raíces, viviendo en la ciudad donde hice mis estudios universitarios y a un par de horas -lo que es nada- de mis padres, hermanos y sus familias. Y entre despedirme, llegar, comenzar a instalarme, sentir los antes y los después de todo, comenzar a organizarme en mi nuevo departamento y en la nueva oficina, el tiempo se ha desvanecido y casi ni tiempo he tenido para sentarme a escribir este blog.

Salí entre lágrimas y nervios. Tomé el avión con ilusión y con pena. Nunca es menor dejar temporalmente a tu familia para comenzar algo nuevo; pero me alegraba la posibilidad de estar cerca de mis padres cuando están en una edad en que las enfermedades acechan y cada día cuenta y es una bendición de vida. Así armé mis maletas que -creo que ya se los he contado- es una de esas actividades que detesto profundamente.

La verdad es que organizar una cabeza dispersa como la mía, para lograr meter tu próximo año en 2 maletas de 23 kilos fue un proyecto casi titánico. Como dice una bloguera española “ojalá todas las compañías aéreas supieran todo lo que pesan los “porsiacaso” y los “noséquellevarme” “. Armé y desarmé. Puse y quité. Hasta que finalmente creí encontrar el equilibrio perfecto de lo que traería, pagué la maleta extra y, naturalmente, al desempacar aquí me pareció que me faltaba la mitad de los “porsiacaso” que me gustaría tener a la mano. En fin, aquí estoy.

En estos días he recibido una acogida super cálida de mis amigos capitalinos, en medio del frío ese que cala hasta el alma y del que creo que ya me había olvidado, considerando que suelo arrancarme del invierno boreal para gozar del verano austral. Esta vez no es así y he llegado en lo que me parece el mayo-chileno más frío que recuerde.

Dormirme sin pensar en despertar al resto de la familia a la mañana siguiente, me ha parecido extraño. Sigo las noticias danesas y europeos con más afán que antes -con el afán que antes seguía las chilenas- y el corazón se me apretó cuando en el teléfono comenzaron a entrar las noticias del atentado en Manchester. ¿Mis pensamientos? “Un concierto para jóvenes ¡y mis hijas tienen compradas ya las entradas para un par de conciertos en Copenhague!”, seguido de “la mini-vikinga mayor se va pronto a Londres con su curso”. Luego vinieron las video conversaciones por WhatsApp y esto de ponerte al día con los quehaceres al otro lado del Atlántico y recordar que, ante actos de terror, los violentistas tienen un punto a favor cuando el miedo se apodera de nosotros. Y, no sé por qué, desde acá Europa me parece más vulnerable y aunque no lo quiera pensar, no puedo evitar pensar no en si algo así pasaría o no en Copenhague, sino más bien cuándo pasará en la capital del reino.

Intentando internalizar mi positividad y mi voluntad de no ceder al miedo lejano ni al cercano -me ha sorprendido el nivel de violencia de la delincuencia que veo aquí en las noticias-, me he dado a la tarea de componer aquí mis rutinas y comenzar a ordenar mis necesidades prácticas. Sorpresa la mía al contratar un servicio de internet y tv cable que, tras ser contratado para ser instalado en 48 horas, según una confirmación que vendría en un email que nunca me llegó, terminó siendo agendado para “comienzos de junio, porque después de su pedido tuvimos un problema con el sistema, dama”. Paciencia y buen humor, como dicen mis padres.

Yo, que nunca he sido cercana siquiera al talento manual, me he sorprendido de mí misma al usar estos días armando muebles que vienen en piezas, tal como los de esa tienda IKEA que tanto extraño, y en diseños sospechosamente similares. Martillo y desatornillador en mano he comenzado a armar mesas, sillas, poner cuadros y dar ya un aire de hogar a mi nuevo refugio chileno. Y mientras en Dinamarca la mini-vikinga menor se apronta también a emprender el vuelo hacia el sur y me pregunta con frecuencia “¿crees que es necesario que lleve esto o aquello “porsiacaso”?” y solo me queda explicarle que suelen terminar pesando mucho y que al final del día, en estos días de acelerada globalización, puedes encontrar casi-todo en todos los rincones de la tierra

El legado de Zaha Hadid, su arte en joyas

Posted on: May 31st, 2017 by Tatiana Ramírez

La arquitecta iraquí-británica Zaha Hadid siempre pensó en grande. sus proyectos así lo demuestran. Pero esta vez sorprendió con sus joyas, un legado desconocido para muchos que la firma danesa Georg Jensen presentó este año en marzo, en Basilea, Suiza, durante la reconocida Baselworld, solo unas semanas antes de que su creadora muriera repentinamente en Miami, a causa de un ataque al corazón. Cinco anillos y tres brazaletes dan vida a la colección que Hadid, considerada la estrella de la arquitectura contemporánea, y la primera mujer que recibió el preciado Pritzker en el 2004, tenía un visionario talento para diseñar formas que parecían lograr —sin esfuerzo alguno— hacer confluir lo simple y lo complejo. Así nacieron edificios, instalaciones, colaboraciones con el mundo de la moda… y la colección cápsula “Lamellae” para Georg Jensen. “Siempre hubo una continuidad en el trabajo de Zaha y lo mismo se aplica a esta colección”, explica David Chu, director ejecutivo y creativo de la compañía danesa. “Su estética está en línea con la historia de los diseños de nuestras joyas, celebrando las formas aparentemente simples y aun así matemáticas de la naturaleza. Y nuestra asociación respeta ese siglo de colaboraciones con diseñadores cuya visión transforma la manera en que pensamos”, concluye David Chu.

Cada una de las piezas de esta colección, bellamente orgánica y fuerte, está inspirada en la arquitectura de Hadid y hace referencia a esas siluetas onduladas que se ven en la mayoría de sus estructuras. Tal como en los contornos naturales y fluidos de estos edificios, su diseño de joyas es la interpretación de las distintas formas esculturales de la naturaleza.

joyas-ok

Uno de los anillos de la colección fue inspirado en las torres que proyectó para el Wangjing Soho de Beijing, un complejo de tres pisos curvilíneo y que da la impresión de ser una “montaña entrelazada” y de la misma manera como las líneas de las ventanas envuelven cada edificio, el relieve que rodea esta joya crea sensaciones de luz natural y sombras claramente dramáticas.

Las piezas, realizadas principalmente en plata Sterling —co-mo es la tradición de la casa danesa—, así como en oro y rodio negro con incrustaciones de diamantes negros, han sido cuidadosamente diseñadas para que se perciban voluptuosamente táctiles. De hecho, la forma en que la misma joyería ha sido usada es reimaginada: los anillos se integran suavemente a la mano o se elevan con la fluidez de un juego sobre los dedos; el elegante brazalete de plata se entrelaza como un reflejo natural de luz envolviendo la muñeca en un giro limpio y sofisticado. La plata se alterna naturalmente entre el efecto pulido y el mate, mientras las piezas de rodio negro dan un brillo sugerente a las formas arquitectónicas gráficas. Algunas de las exclusivas piezas están hechas en una cantidad limitada y numeradas individualmente.

joyas-9

Sobre esta última colección, la arquitecta Zaha Hadid explicaba que “trabajar con Georg Jensen me dio la oportunidad de expresar ideas en una escala diferente y a través de distintos medios. Nuestro punto de partida fueron los muchos enlaces con la naturaleza que tiene él”. Y agregaba: “Hay una integridad inherente dentro de la lógica estructural orgánica que se encuentra en la naturaleza y, usualmente, miramos la coherencia de los sistemas naturales cuando trabajamos para crear ambientes. Nuestro desafío era traducir eso en algo que pudiera ser usado; reinterpretar la rica historia y tradición del enfoque de diseño de Georg Jensen en algo nuevo”.

Joyas--80

Era tal el talento y pasión por el diseño de esta profesional, quien estudió matemáticas en la American University de Beirut y luego arquitectura en Londres, que dejó su sello en diferentes áreas. Proyectó desde estadios deportivos, teatros de ópera hasta icónicos zapatos y joyas. Creó la botella para el perfume “Woman” de Donna Karan; reinterpretó el icónico “bucket bag” de Louis Vuitton, así como reinventó el “Peekaboo” de Fendi, hace unos años. Diseñó también zapatos y zapatillas para United Nude, Lacoste y Adidas. Y para Chanel transformó el Grand Palais en un mundo de profundidades submarinas en el 2011 y proyectó el Tongdaemun Design Plaza donde la casa francesa presentó su Colección Crucero 2015/2016.

De la mano de la centenaria casa de diseño danesa, dejó su última creación, un legado de estética y elegancia atemporal, una joya con el sello de la talentosa Zaha Hadid.

Gaga más ‘Lady’ que nunca

Posted on: May 30th, 2017 by Caras

Como artista Lady Gaga ha hecho de todo, y también ha batido todos los récords. Número uno en infinidad de ránkings, aprovechó su presentación en el festival Coachella para lanzar su último single y en cuestión de minutos pasó a liderar las listas de descargas en Itunes y Spotify.  Nadie en su sano juicio podría dudar de su poder hipnótico. Todo lo que Gaga toca lo convierte en oro. En brillantes, para ser exactos.

Tiffany HardWear es la última incursión de la camaleónica cantante en el mundo de la moda, y definitivamente la más lujosa. Una colección de joyas que se presentó durante el pasado Superbowl, la transmición más importante de la televisión internacional.

Lady-Gaga-behind-the_4273-(2)

Considerada por la histórica marca como “un verdadero ícono de estilo de Nueva York”, Gaga participó activamente del proceso de diseño, al que llamó “viaje creativo hacia la autoexpresión y el empoderamiento”.

La  campaña  fue  creada  y  dirigida  por  el  equipo de Tiffany en colaboración con Grace Coddington, la colorina más famosa de la industria y ex directora creativa de Vogue USA, y las fotos fueron hechas por el talentoso David Sims.

Anillos, aros, pulseras y collares de oro 18 kilates y también plata forman parte de la colección que seguramente hará historia y que desde los últimos días de abril está disponible en las tiendas Tiffany de todo el mundo (también en Chile, en el Distrito de Lujo del Parque Arauco).

Siete años después de haber dejado al mundo boquiabierto con su vestido de carne, Gaga se ha vuelto más Lady que nunca.