Caras

Archive for July, 2015

El debut de los Lusers

Posted on: July 31st, 2015 by Daniela Paz Melo

¿Qué pasa cuando se juntan un chileno, un peruano y un argentino?  “Lusers los amigos no se eligen”, se llama la comedia que cuenta cómo tres desconocidos, con desafortunadas historias en sus vidas, deciden viajar juntos en vehículo para ver la final del mundial de Brasil. Tras un confuso accidente, pierden su medio de transporte y despiertan perdidos en medio del Amazonas, donde deberán sortear una serie de aventuras y obstáculos.

Esta simpática comedia la protagoniza Felipe Izquierdo, quien hace su primer debut en la pantalla grande. Además, participa Carlos Alcántara, que lleva más de seis millones de espectadores sólo con “Asu Mare” y “Asu Mare 2” en Perú, y también, los acompaña Pablo Granados de Videomatch.

Este el primer film de la productora Bamboosa y del director Ticoy Rodríguez. La divertida película cuenta con las participaciones especiales del actor Cristián de la Fuente y la conductora venezolana Gaby Espino.

Cuándo: Estrno 01 de octubre 2015.

>Revisa el trailer de la película “Lusers los amigos no se eligen”:

Futuros periodistas

Posted on: July 31st, 2015 by Caras

Hasta el 25 de septiembre de este año estarán abiertas las inscripciones para el concurso Estímulo Telefónica a las Comunicaciones, más conocido como ETECOM Chile. Esta quinta versión premiará a los mejores trabajos de periodismo universitario del país con pasantías en destacados medios de comunicación internacionales.

Entre estos tres ganadores se elegirá al mejor de todos, quien será reconocido con el premio ETECOM Chile 2015 y se hará acreedor de una pasantía en un medio de comunicación latinoamericano, en uno de los países donde Telefónica está presente. Además, el trabajo ganador representará a Chile en la versión regional del concurso ETECOM Latinoamericano, que otorga una pasantía en el diario El País de España.

¿Cómo participar? Los estudiantes que cursen 4º o 5º año de la carrera de periodismo deben presentar sus trabajos al coordinador académico en la facultad de comunicaciones correspondiente. Ellos deberán seleccionar a los cinco mejores trabajos por cada una de las tres categorías y enviarlos de acuerdo a las bases, antes de las 13:00 horas del viernes 25 de septiembre.

>Más información en: telefonicachile.cl/sala-de-prensa/etecom/

#CARASesSexy Katty y Viviana a los 50

Posted on: July 31st, 2015 by Caras

Gastronomía + tecnología: Juntas y revueltos

Posted on: July 31st, 2015 by Flavia Achermann

Cada vez es más común ver como las redes sociales y las tendencias en tecnología se vuelven protagonistas en nuestras vidas. Compartir, poner “me gusta”, decir o mostrar donde estamos y lo que hacemos, es parte del día a día y del minuto a minuto y si se trata de comida, el contexto no es diferente.

Durante los últimos años empresas consolidadas y emprendedores de todo el mundo se han concentrado en crear softwares, aplicaciones, redes sociales y también dispositivos relacionados al mundo de la gastronomía, los cuales ayudan de forma gratuita o pagada, a cocinar, salir a comer o difundir tus preferencias.

En este contexto, el negocio de las aplicaciones o apps para dispositivos móviles ha crecido a pasos agigantados, creando una nueva categoría de herramientas necesarias en el mundo digital. Dado su rápido crecimiento, hoy presentamos tres de las apps gratuitas más populares para compartir lo que más te gusta desde tus smartphones.

Wp-evernote-food-450

Evernote Food: Gratuito disponible para Android y iOS. Esta app es parte de la gran familia de Evernote y una de las grandes ventajas que tiene es que, además de funcionar como un verdadero álbum o biblioteca, todas sus plataformas están unificadas, en otras palabras, lo que subes aquí aparecerá en otras versiones de la aplicación. Lo que agregues usando Evernote Web Clipper desde un dispositivo, se agregará a la app y estará disponible en tu computador o tablet. Con Evernote Food podrás no sólo recordar lo mejor de tus visitas a restaurantes, sino también, de tus improvisaciones gastronómicas. A diferencia de las otras apps, podrás buscar lugares, guardar tus recetas y también encontrar otras en sitios especializados. Evernote Premium y plus por 5.99 dólares y 2.99 dólares mensuales respectivamente. 

Wp-app-zomato-450

Zomato: Gratuita, para todas las plataformas y dispositivos móviles. Esta es una plataforma en línea de descubrimiento y búsqueda de restaurantes, bares y cafés. Lo que diferencia a Zomato del resto de las plataforma es que esta aplicación literalmente deja los pies en la calle buscando donde comer en las las calles de las 110 ciudades donde tienen presencia y algunos otros datos relevantes entre los que se cuentan: nombre, dirección, teléfono, geolocalización, tipo de establecimiento, tipo de comida, su menú de comida y barra completo, y distintas otras características del local como si tienen Wifi, estacionamientos, sistema de pago Redcompra y cheque restaurant.

Esta aplicación es gratuita para los usuarios. Los dueños de los restaurantes también pueden acceder a información específica del desempeño de su página ya que es posible reclamar la propiedad del lugar llenando un formulario bastante básico. Mes a mes cuentan con 90 millones de usuarios únicos a nivel global, y medio millón sólo en Santiago. Existen más de 80 mil comentarios y 110 mil imágenes de referencia.

Wp-foodpotting-450

Foodspotting: Gratuito disponible para Android y iOS, esta aplicación funciona de forma intuitiva. A partir de una imagen con información básica como nombre del restaurant y el plato mostrado, además de encontrar la dirección y por supuesto amigos que también utilicen la red social, los usuarios pueden decir si ya lo probaron o si se les antoja comerlo. Creada para los fanáticos de los caprichos gastronómicos, Foodspotting cuenta con miles de usuarios encargados de destacar en formato de mini reseñas fotográficas, los platos más destacados de los lugares que se encuentren más próximos a ti ya sea en Santiago de Chile y otras ciudades del mundo.

Viviana Nunes y Katty Kowaleczko: ¡Esto es sexy!

Posted on: July 30th, 2015 by Paula Palacios

Nunca habían posado desnudas; menos tan sugerentes, a pesar de que muchas veces les habían hecho la propuesta. Esta vez Viviana Nunes (53) y Katty Kowaleczko (50) le dieron una vuelta y pensaron “¿por qué no?, ¿cuál es el problema de jugar un poco?”, comentan ambas, dando cuenta de que a sus cincuenta y tantos se han ido despojando de prejuicios, ataduras, y de que se sienten tan sensuales como a los 30. Fue también una manera de desafiar a una sociedad que tildan de machista y discriminadora con las mujeres, la cual, según ellas, pareciera rendir culto a la eterna juventud, y que las ha obligado a “meterse en el juego” y tomar medidas a contrapelo —como ponerse implantes en el caso de la actriz—, para mantenerse vigentes.

A pesar de que son muy distintas en lo físico y manera de ser —Katty es más crítica y radical en sus opiniones, frente a una Viviana que tiende a ser más optimista y conciliadora, aunque adopta una posición—, tienen una historia similar: las dos partieron muy jóvenes en TV, se formaron solas en sus profesiones (Kowaleczko como actriz y Nunes como animadora) y son admiradas por distintas generaciones de hombres, transformándose con el tiempo en el sueño erótico de muchos chilenos. Ambas han experimentado, además, el amor y desamor en innumerables ocasiones; debieron criar y mantener a sus hijos, y también ingeniárselas en lo económico cuando una caprichosa televisión ha decidido prescindir de ellas en sus 30 años de trayectoria. Por estos días Viviana —que pololea hace nueve meses con un piloto, y vive con dos de sus cuatro hijos—, está dedicada a la animación de eventos y con su hija Natalia (diseñadora de ambientes) crearon una empresa importadora de productos de decoración. Katty, por su parte —que está soltera y vive con su madre, hija y dos perras en una cabaña en El Arrayán—, tras su participación como Nancy en la serie Los 80, continúa con su programa en radio Imagina Avenida 88.1 y piensa remontar la obra El curioso incidente del perro a medianoche, que acaba de finalizar una exitosa temporada en el teatro de la Universidad Católica.

Wp-kathy-ko-viviana-n-450

“Son los ejecutivos de TV los que debieran responder por qué no estamos en pantalla”, contesta una desafiante Katty cuando se les pregunta el motivo por el que hoy no están en televisión. Y continúa: “Vivimos en un país donde la juventud es un bien sobrevalorado, desplazando en ocasiones la experiencia; algo que ocurre en todas las profesiones y oficios. En época de crisis, Canal 13 prefería despedir a un productor antiguo, y por el mismo sueldo contratar a tres cabros sin oficio. El facilismo en este país se ve en esas cosas. En las teleseries, si te fijas, la historia central la llevan los jóvenes, no los cuarentones ni cincuentones… Es cuento antiguo, son las reglas del juego aunque sea una estupidez. Por eso debes acostumbrarte a ser autovalente, ¡punto! Sin TV, no me voy a morir de hambre”.

—Viviana Nunes: Siempre supe que esta pega tenía fecha de vencimiento. Entré a la TV para reemplazar a figuras de cuarenta y tantos como María Olga Fernández, María Graciela Gómez, en retirada porque se necesitaba gente “nueva”, que me parecía un horror porque eran jóvenes. Por eso no me impactó tanto cuando comenzaron a disminuir las posibilidades laborales. Cuesta sí cuando tienes familia, hijos, pero como soy busquilla, toda la vida he hecho otras actividades para mantenerme.

—Por lo visto, son siempre las mujeres las más perjudicadas en la industria televisiva.

—Viviana: Pero hoy ya no tanto. Si bien en un momento me sentí súper discriminada y pasada a llevar por el machismo de ésta, hoy la cosa está más repartida; no veo tantos hombres mayores que sigan activos.

—Katty: El machismo sigue, ellos aún ganan más que nosotras en todos los ámbitos. Continúa esa discriminación solapada, tan brutal y antigua, que llega a ser invisible, y está tan fuerte en la educación y salud, que por el solo hecho de ser mujer aquí, tienes un 40 por ciento más de posibilidades de empobrecer. Y el país —que tanto reclama que la población está envejeciendo—, tampoco ayuda, porque además de lo caro que es mantener un hijo, no hay facilidades para ser madre. Me pregunto, ¿qué pasaría si a modo de protesta las chilenas nos pusiéramos de acuerdo en no tener hijos durante un año?, ¡queda la escoba en lo político y social! Por el romanticismo y proyectos de vida, hacemos la vista gorda para vivir tranquilas, y seguimos cargando la mochila.

—¿Y con una Presidente mujer no han cambiado las cosas?

—Viviana: Siento que ella vino a coronar una historia de reconocimiento laboral femenino. Desde entonces, se nos considera más, empezamos a ocupar sitiales importantes; hay mayor igualdad, aunque todavía no estamos a la par. No sé si tendrá que ver con su cargo, pero desde hace un tiempo estamos más empoderadas, imponentes, seguras; ya no nos pasan a llevar o no nos ven tanto la cara como hace diez años en que podían cobrarte el doble por el arreglo de algún electrodoméstico.

—¿Coincide Katty?

—Estamos más empoderadas, pero no hemos avanzado. Que hayan puesto una candidata femenina, fue un caramelo que nos dieron los hombres que están en el poder, con los que ella debe transar. Michelle Bachelet es una líder, pero la veo muy pendiente de lo que le dicen sus asesores, su gente, y se ha mandado hartos condoros. ¡Qué pena!; tampoco veo alguna otra opción política a futuro, estamos metidos en un hoyo del que nos costará mucho salir.

—Viviana: La gente está desmotivada, sobre todo los jóvenes. Los políticos debieran hacer algo para reencantarnos con nuestro país. Algo está fallando, nada nos importa, los delincuentes se han tomado las calles. En noviembre, cuatro tipos me asaltaron con cuchillo en el cuello y otro en la espalda, me sacaron todo lo que llevaba encima… De la comisaría terminé en una iglesia rezando y agradeciendo no estar muerta. Desde entonces no me atrevo a salir en bicicleta, me siento presa en mi país.

—¿Qué nos pasó?

—Katty: Me tocó hacer un trabajo en cárceles, y solita llegué a la conclusión de que la delincuencia se elimina con igualdad de oportunidades y educación. Un hijo de un presidiario está funado, en 15, 20 años terminará en la cárcel. No rompen ese círculo porque muchos no llegan ni a octavo básico, no tienen las herramientas, pero sí toda una cosa aspiracional. Entonces dicen: “pucha, todos los pitucos tienen esos jeep, y ¡¿por qué yo no?!”.

—Viviana: También falta mano dura. No puede ser que los carabineros no puedan usar su arma ni aplicar la ley; están todas las Fuerzas Armadas como achunchadas frente al delincuente. Y aunque suene fuerte, creo que si un niño de 15 comete un delito, debe pagar como adulto. Yo soy drástica. Es la única manera de salir de esta situación.

Wp-kathy-ko-viviana-450-2

A sus 50 y tantos, ambas se sienten con el derecho y libertad de decir lo que les plazcaaun cuando suenen políticamente incorrectas. “Esa es la ventaja de tener más años, estás menos ansiosa y preocupada del que dirán. ¡Hoy me importa un cuesco lo que opinen los otros!; hago lo que se me antoja. Cuando eres más joven cuesta… Mira para afuera, el cine de Europa, de Estados Unidos que es nuestro gran referente: las cuarentonas, cincuentonas, sesentonas, setentonas, ¡están estupendas!, con o sin cirugías. Son mujeres que la llevan, power!, que no dependen de un marido que les diga cómo vivir la vida”, reflexiona Kowaleczko.

—Viviana: A estas alturas no tienes que demostrar nada, ni pedirle permiso a nadie. Eres más libre, segura; tienes experiencia, por lo que eres capaz de saber qué te gusta y decir no cuando algo no te parece.

—¿Le costaba decir no?

—Viviana: Por muchos años hice cosas que después me cuestionaba. Llegando a los 40, luego de mi separación, empecé a mirarme y a preguntarme qué quería para mi vida y hacia dónde quería ir. Antes estaba tapada. Me casé a los 21, me dediqué a mis cuatro hijos, su educación, el trabajo, mis padres; no me veía ni me conocía; me postergaba. Hasta que llega el minuto en que los niños crecen, estás más tranquila, y cuentas con tiempo para conocerte, preguntarte qué quieres y tomar decisiones en base a ello. Entonces sueltas prejuicios, te atreves a hacer cosas y aprendes que no pasa nada si dices ‘no’ con autoridad, seriedad y respeto. Me hace feliz esa libertad de hacer lo que quiero, sin tener que rendir cuentas.

—Y estas fotos que se tomaron ahora desnudas, ¿tiene que ver con esa libertad que han ganado?

—Katty: Me habían sacado fotos sensuales, ¡pero así nunca! Tiene que ver con disfrutar lo que nos queda de vida, no sé si moriré mañana, quiero pasarlo bien y en el minuto que muera, decir: “las oportunidades las aproveché ¡al chancho!”. Ante la propuesta de una portada con dos cincuentonas sin ropa, pensé: “¿por qué no?”. ¿Qué iba a perder?, ¿qué tiene de grave? Grave es lo que está pasando hoy día en otras esferas del país que es tan poco entendible para los chilenos; no lo que yo pueda hacer. Y si tengo, además, la posibilidad de cagarme de la risa y pasarlo bien…

—Viviana: Y era romper con el prejuicio de que la mujer después de cierta edad tiene que taparse, ¡¿por qué?! Mostrarte desnuda significa asumirte tal cual, que ya no tienes la piel de los 20 ó 30, ¡y no importa! Todos envejecemos, crecemos, nos transformamos. He disfrutado cada una de mis edades, no creo que haya una mejor que otra. La vida se trata de tener los mejores 20, los mejores 50, ojalá los mejores 80 y asumirlos como tal, si uno va contra la corriente, lo pasarás pésimo. 

—Katty: Además, la sociedad cambió, los 30 de antes son los 20 de ahora. Las mujeres de 50, 60, 40 son súper activas, más juveniles para vestirse y con proyectos por concretar. En eso influyó liberarnos de nuestra “misión” de vida que era procrear y ser dueña de casa. Además la vejez no tiene por qué ser sinónimo de fea ni de taparse. Recordemos a la Peggy Cordero, la Malú Gatica, ¡viejas bellas!, que andaban y se creían la muerte; ¡se sabían regias! Por qué no aspirar a ser como ellas. A los 40, cuando participé en la famosa Vedetón, el gran tema fue que había hartas cabras, sin embargo, la cuarentona se robó la película. Con lo cuadrados y obtusos que somos, los compadres cacharon que una mujer de 40 también puede tener la media cuerada, jugar y ser lúdica. A la hora que tengo 20, hubiese pasado sin pena ni gloria.

—Aun así ha reconocido que el papel de sexy no le acomoda, que se vio obligada a explotar su lado sensual para mantenerse vigente. 

—Katty: Hay que ser viva; me aproveché de las circunstancias. Quería trabajar, y me di cuenta de que era importante ser atractiva; un referente sexual para los medios de comunicación. Me metí en el juego, pero no voy de mina por la vida, me carga que me miren, ojalá ser invisible. Soy sensual cuando yo quiero, sin embargo, entendí que eso a la gente le gusta. No me incomoda, es parte de mi pega, me llamaban para hacer de mina, ¡seamos mina entonces!

—Llegó al punto de ponerse implantes de silicona, Katty.

—Fue justo el destape en TV (2004), y con mi ex marido estábamos cesantes, con una hija que mantener; así mal, mal… Me llamaron para una pega en que debía aparecer desnuda, pero con una hija, ¡las pechugas se me habían ido! Sentí vergüenza porque había muchas expectativas conmigo, y me puse implantes… Hasta el día de hoy me arrepiento, de hecho, quiero sacármelos. Nunca las incorporé, son unas allegadas que quiero que se vayan. En un minuto fue cómodo, pero ya no las necesito; ahora son como una piedra en el zapato.

Wp-viviana-nunez-byn-450

—Y usted Viviana, ¿se ha visto forzada a hacer algo para mantenerse vigente?

—A diferencia de Katty, siempre fui muy coqueta; me gustaba verme linda, combinada, perfecta, y con la TV todo esto se exacerba. En un minuto fui presa de mi imagen y no salía a la calle si no estaba peinada de peluquería y maquillada, que me produjo un estrés y desgaste tremendo. Terminé con neurólogo, tomando remedios para dormir, despertar; súper colapsada. Pero como la vida es sabia, me puso como pareja a un sicólogo que me dio una mirada distinta de las cosas. El me enseñó a desprenderme de la imagen, a descubrir que tengo cosas hermosas de donde afirmarme, más allá de lo estético. Que era igual de cariñosa, buena mamá y persona si andaba con zapatillas o arriba de los tacos. Logré ese equilibrio, la que ves aquí soy yo.

—Katty: Es una liberación…

Si hay algo que tienen en común, es que las dos han sido enamoradizas y de hartas parejas en sus vidas. Katty lo resume así: “Me encanta el amor, sentirme enamorada, pero cuando las cosas no dan más, ¡adiós! Nunca he buscado un hombre para la vida… o quizá sí, y tal vez dejé de creer porque no me fue bien, me equivoqué muchas veces o porque con los años me di cuenta de que no lo requiero para siempre. Yo necesito un buen compañero hoy; ¿mañana?, veremos…”.

Viviana, en cambio, pareciera ser más romántica e idealista. Feliz se casaría por segunda vez —“Creo en el matrimonio… Sueño con una familia aclanada, unida, que no tuve de niña”, confidencia-—y con su pareja ya prometieron acompañarse en la vejez. “Me cuesta estar sola. Necesito que me abracen, sentirme contenida, que el otro sea tu refugio y confidente”.

—¿Qué la atrae de un hombre a estas alturas?

—Viviana: Que sea lo más natural y auténtico posible, que se despierte con el pelo revuelto, en pijama, con olores naturales; lo más relajado y genuino que pueda ser un ser humano. Un hombre producido no me atrae nada.

—Katty: ¿Un metrosexual?, ¡noo, qué lata! La facha no es tema, sí la cabeza, el humor, que sepa más que yo. Aprender del otro no me aburrirá nunca. Ah, y un tono de voz bien puesto, ¡uyyyy me tiritan las rodillas altiro! Lo más sexy de un hombre o mujer es que no sepa que lo son. Yo creo que eso pasa conmigo (ríe)… De una relación espero que me despierte mariposas en la guata, la ilusión de tener pareja, de extrañarlo y sentirme extrañada. No estoy cerrada a una nueva relación, pero lo estoy pasando tan bien sin pareja. Y si me quedo sola en la vejez igual lo voy a pasar chancho, tengo harto que hacer.

—¿La marcó en sus relaciones el haber sido víctima de violencia en su primer matrimonio?

—Katty: Fue un despertar de conciencia. Venía de una familia normal donde no existía el maltrato, no sabía lo que era, y pasar por eso te hace valorar cuando eres bien tratada, respetada, lo agradeces de una manera más consciente, y te ayuda a actuar distinto también. No soy violenta, sí polvorita, pero me contengo porque no me gusta que sean violentos conmigo.

—¿A usted Viviana, le ha tocado vivir alguna experiencia similar?

—De violencia y agresividad sí, pero nada que recuerde de manera muy fuerte. En algunas relaciones tuve instancias de inseguridades y celos en que ambos nos exaltamos y que me llevaron a un nivel de agresividad que desconocí en mí; ahí puse pie en el freno, y desde entonces arranco de las relaciones tóxicas. Tengo conciencia de ello, por eso busco la armonía, disfrutar tranquila sin esconder ni que me escondan nada. Y aunque en un momento perdoné e hice la vista gorda, hoy no transo una infidelidad, traición ni mentiras. El respeto es fundamental para que una relación se sostenga y pueda proyectarse en el tiempo.