Caras

Archive for July, 2014

La nueva carta de Marina Rapel

Posted on: July 31st, 2014 by Caras

Este invierno, el restaurante Marina Rapel formula una invitación imperdible para todos los fanáticos de la buena mesa, con un llamado a conocer y disfrutar su renovada carta gastronómica y, de paso, armar un panorama familiar fuera de Santiago incluso por el día.

Wp-450-carne

Muy acorde a las bajas temperaturas y con ingredientes típicos de la zona, la nueva carta posee cálidos sabores de invierno con un toque único. Una de las grandes protagonistas de la temporada son las cremas naturales, una opción saludable y rica disponible en tres sabores: zapallo camote, espinacas y alcachofas, que es posible disfrutar en un entorno privilegiado, con una espectacular vista al lago Rapel.

Dónde: Camino El Estero s/n°, KM 7, Las Cabras, lago Rapel.
Cuándo: Lunes a jueves y domingo de 10:00 a 19:00 horas – viernes y sábado de 11:00 a 24:00 horas.

La carrera más técnica y exigente de Chile The North Face Endurance Challenge

Posted on: July 31st, 2014 by Caras
La categoría más exigente de los ultramaratones a nivel mundial llega finalmente a Chile: las 100 millas (160 kilómetros) serán una realidad en suelos santiaguinos, cuando The North Face Endurance Challenge congregue a la élite del Trail Running nacional e internacional en los faldeos de la precordillera de Los Andes.
En esta edición la carrera se llevará a cabo en los cerros aledaños y alrededores de San Carlos de Apoquindo y en terrenos de la Asociación Parque Cordillera, e involucrará a 7 comunas de Santiago en total. Nick Moore, director de las carreras Endurance Challenge a nivel mundial y creador de éstas, ya prometió visita técnica a Chile para los próximos meses.
Dónde: Alrededores de San Carlos de Apoquindo.
Cuándo: 18 de octubre de 2014.
Cuánto: Entrada liberada.
> Más información: Las inscripciones ya están abiertas en la página web www.endurancechallenge.cl, para todas las categorías: 10, 21, 50, 80, y por primera vez, los 160 kilómetros.

Una avioneta sobre Santiago

Posted on: July 31st, 2014 by Beltrán Mena

Al otro lado de la reja, tras una fila de álamos, estaba el patio de los grandes. Tenían ocho o nueve años y se movían con seguridad. A ese lado estaban la verdad y la vida real. El nuestro, el patio de los chicos, tenía su interés, es cierto, pero empalidecía frente a los mitos que llegaban del otro, generalmente en boca de alguno de los nuestros que tuviera allá un hermano mayor o –más raramente– de algún aventurero que se atrevía a ingresar por un hueco de la reja. El riesgo mayor no era ser descubierto por algún cura –que eran unos gringos alegres, sanos y buenas personas– sino por los legítimos usuarios del recinto, que no toleraban la intromisión en sus dominios y nos expulsaban a golpes. Esta defensa violenta de su territorio no hacía más que acrecentar la leyenda.

De manera que cuando llegó el momento de ingresar allí legítimamente, en 1968, lo hice temeroso pero lleno de expectación. Y no me defraudó. Rincones nuevos, escaleras secretas, ventanas que dejaban asomarse a laboratorios con tubos de ensayo. Y como para coronarlo todo, como una ceremonia de recepción, un día se escuchó un avión volando bajo. Era una pequeña avioneta que giraba sobre el patio y que generó una excitación sin precedentes, una locura total. Cientos de niños mirábamos hacia arriba, boquiabiertos, para ver que de pronto se abría el cielo y dejaba caer una nube de papelitos. Cartas enviadas por el piloto desde las alturas. Para nosotros.

Era una nube de panfletos que no se decidía a tocar suelo. Cuando todo indicaba que caerían cerca de los talleres, una ráfaga de viento los dirigía hacia la cancha… por un momento pareció que todo se perdía, los papelitos se dirigían irremediablemente hacia la calle. Pero cuando los más audaces ya se encaramaban al muro, un nuevo giro en el aire los hizo aterrizar en pleno patio y dar inicio a una batalla campal. En lugar de pelear a puñetes, que no era lo mío, me alejé un poquito y clavé la vista en uno que aún no caía, y lo seguí, lo seguí hasta verlo tocar las baldosas, aislado y solitario. Solo para mí. ¡Y lo atrapé! Valió la pena. Entonces todo valía la pena. Era un mamut. Y un niño que anunciaba una nueva revista con artículos sobre el cercano viaje a la Luna, comics, anatomía y platillos voladores, es decir, todo. Anunciaba que aparecería los miércoles, y por los siguientes 300 miércoles la compré sagradamente.

En octubre se cumplen 46 años de ese vuelo inaugural de la revista Mampato. En estos tiempos de debate, un homenaje a esta educación de primera que se dejó caer un día desde el cielo, sin ley ni invitación, y que nos recuerda que la educación –sea lo que sea– es también un asunto de gozo y entusiasmo.

Flexisexuality

Posted on: July 31st, 2014 by LucyPop

Tatler, una de las revistas sociales más antiguas de Gran Bretaña, estableció este año una lista de “reglas” para no aparecer perdida. Gracias a la mediática top model Cara Delevingne —ante quien actrices, socialités y cantantes no se resisten—, aquellos besuqueos femeninos que caían bajo la manoseada palabra “tendencia” ya son parte del comportamiento social común y corriente. Están en la TV, Twitter, fiestas y en la calle.

Hace más de tres años se le puso nombre: Flexisexuality. Y hasta la cadena de noticias ABC lo explicaba de manera didáctica —para que sus conservadores televidentes no se horrorizaran con la canción de Katie Perry I Kissed a Girl (and I Liked It)— con las siguientes palabras: “Se trata de chicas que se besan con otras chicas, pero que les gustan los chicos”.

El mundo va a una velocidad más rápida y, sobre todo, más natural que la ficción y las leyes. Prueba clara es que hace pocos días se estrenó un adelanto de Las 50 sombras de Grey, la sinopsis parecía un video más ingenuo que cualquier otro clip musical en la red. También por esa fecha en el Congreso se establecía revisiones a un proyecto de AVP  (acción con claro carácter de boicot), mientras las hijas de esos mismos parlamentarios, quizá, ya jugaban como la Delevingne con sus mejores amigas. No hay peor ciego que el que no quiere ver, y no hay peor contaminación que aquella que sale de mentes mal pensadas.

Chicas ‘heterocuriosas’ o flexisexuales simplemente, siguen pasándola bien. Y desde hace rato (de tiempos inmemoriales). Por eso que Kate Moss –quien conoció los labios de Sharon Stone, Jemima Khan, Naomi Campbell, entre otras— por fin encontró sucesora en Cara. No les importa nada. Tampoco a Sandra Bullock con Meryl Streep, a la ex de DiCaprio Bar Rafaeli con su amiga Orna Elovitch, menos a Britney con Madonna. Nada es tan serio. Al final de la historia, Annie se quedó con Archie; y Candy, luego de llorar por Anthony y Terry, terminó en los brazos de Albert y su gaita. Atrás quedaron los días en que ambas se reían y se lanzaban colina abajo en el Hogar de Pony.  

‘El embarazo me da energía’

Posted on: July 31st, 2014 by Vanina Rosenthal

Carolina Ardohain siempre tuvo una increíble complicidad con la cámara. Incluso antes de que una revista argentina la bautizara como “Pampita” en honor a su ciudad natal, su sonrisa fácil funcionaba como una suerte de llave maestra capaz de abrir cualquier puerta. Pero esa luz se apagó hace ya casi dos años. Blanca, su hija mayor, murió de manera inesperada y desde entonces la modelo se guardó. No volvió a dar entrevistas sobre su vida privada y es posible que nunca más lo haga. Pero su química con los flashes sigue intacta, y el nuevo hijo que en octubre llegará a la familia le ha devuelto la fuerza. “En los embarazos me siento con energía para todo, me pongo más creativa y me gusta tener la cabeza ocupada. No lo tomo como un descanso”, confiesa en las playas de Ocean Drive. 

Wp-carolina-450

A pesar de estar a miles de kilómetros de su casa -que oscila de manera indistinta entre Santiago y Buenos Aires-, Pampita despierta fascinación también en Estados Unidos. La gente la para en el mall para pedirle fotos, la saludan como si fuese una amiga de la infancia y varios quedan atónitos cuando la ven posar en bikini. Ella está acostumbrada y siempre responde. Se sacó una selfie con una niñita en el salón VIP de LAN antes de tomar el avión, posó junto a un cartel con el mensaje “Feliz Cumple Belu” para una fan que estaba de cumpleaños y agradeció cada muestra de cariño. Durante cinco días se dedicó a descansar, nadar en el mar y a comprar algunas cosas para la pieza de su hijo, que aún no tiene nombre pero empezará con ‘B’ de Benjamín, Blanca, Bautista y Beltrán. Todo, antes de partir a México para participar como jurado de un reality de moda y de grabar un ciclo de doce entrevistas para el canal Fashion TV

Wp-pampita-450-8

Sobre la belleza

“Uso crema de noche todos los días, y no ocupo botox ni ácido hialurónico. Hasta el momento no he sentido la necesidad… No lo descarto, aunque por ahora no está en mis planes. No tomo ni fumo. Soy buena para dormir y la verdad es que como de todo, pero el deporte es fundamental en mi vida. Me gusta bailar, andar en bicicleta, hago TRX y nado todo el año. Prefiero la belleza natural y con defectos, pero que transmita e irradie algo especial”.

Wp-pampita-450-9

Confesiones en la arena

“Lo que pasa en Miami queda en Miami”, bromea Pampita mientras conversa tendida en una reposera y come unas pocas papas fritas en la extensa playa de Ocean Drive, justo frente al hotel Esplendor Breakwater. Como cualquier mujer embarazada, Carolina es súper cuidadosa del sol. Ocupa sombrero, mucho factor solar para evitar las manchas en la piel y se protege especialmente la boca, rasgo que acostumbra a resaltar. “Tengo labiales de todos los colores y en todas partes: algunos en la cartera, otros en el auto… Es lo único que siempre uso. No me pongo base ni máscara de pestañas todos los días, pero mi boca siempre está pintada”.

Wp-pampita-450-2

¿Fashion o clásica?

“Me gusta la moda pero no soy adicta. Uso solamente lo que me queda bien, y me considero bastante clásica a la hora de vestirme. Un buen jeans, blazers y zapatos con taco son mis básicos. Tengo vestidos de hace 15 años y los sigo usando. Siempre prefiero prendas más atemporales, pero de buena calidad”.